Pueblo Xinka celebra el retroceso de la destrucción del cerro de Las Flores

COMPARTE

Créditos: guardianes7
Tiempo de lectura: 5 minutos
Foto: Simón Antonio

Por Simón Antonio

26 de marzo 2019

Después de dos años y nueve meses de vigilancia por parte del pueblo Xinka, en la entrada de la finca Argelia, ubicada en la aldea La Pava del municipio de Quesada, Jutiapa, se suspende esta medida de hecho debido al retiro de  Alternativa de Energía Renovable SA. Empresa que pretendía sembrar 900 mil árboles de eucalipto para producir energía a base de biomasa, en la ladera del volcán Amayo —también conocido como el cerro Las Flores—. Esta territorio provee agua a varias comunidades de la región.

Llegó el gran día

Hombres, mujeres, niños y adolescentes, la mayoría con camisas blancas tipo polo con la leyenda en la espalda “Quesada Guardianes de la Madre Tierra”, recorrieron las principales calles de Quesada, portando pancartas y gritando consignas de resistencia: “¡Quesada unida jamás será vencida!”. La algarabía era porque celebraron el domingo de ayer  (24 de marzo) el anuncio de retiro de Alternativa de Energía Renovable SA, anunciado la segunda semana de febrero.

Posterior a la caminata, bajó el cielo despejado y el calor seco que caracteriza a Quesada, a un costado de la iglesia católica, en la concha acústica del parque, uno de los dos maestros de ceremonia leía un comunicado: “¡Los turnos en la resistencia pacífica por el momento terminan!”. La respuesta de la multitud fue una sonora ronda de aplausos y cantos de victoria:  “¡Si se pudo!”.

El camino largo y árido de la resistencia

Dos jóvenes que rondan los 30 años, nombrados por las comunidades para dirigir la actividad, fueron llamando uno a uno a  los representantes de las autoridades del Parlamento Xinka, y de la Comunidad Xinka de Quesada. Ambas representaciones coincidieron en que la lucha ha pasado por momentos críticos pero, no obstante, las comunidades no han retrocedido en sus acciones de lucha y resistencia.

Aleysar Arana, presidente del Parlamento Xinka. Foto: Simón Atonio

—Es el pueblo la autoridad  —dice Aleysar Arana, presidente del Parlamento Xinka al iniciar su intervención y el público responde aplaudiendo—. Por eso es que hoy estamos celebrando esta victoria que dignamente la obtuvimos con toda esa gente linda. Como ya lo decían mis compañeros, que tuvieron esa conciencia de defender el derecho humano al agua, el derecho a nuestros recursos naturales, el derecho a un ambiente sano y el derecho a decidir qué es lo que queremos.

Posteriormente tomó la palabra Mardoqueo Osorio, de Comunidad Xinka de Quesada, quien inició su discurso agradeciendo a las diócesis de Jutiapa y  Santa Rosa, que apoyaron en la estrategia jurídica.  A diferencia de quienes intervinieron antes de su participación, portaba un libro parecido a uno de actas en la mano, y dijo: —Este es el libro de este territorio —refiriéndose a Quesada—. Este territorio tiene 142 caballerías, casi las 143. Dice este libro que llega hasta las orillas del río de Las Lajas, Riachuelo Blanco, Río de Paz. Envuelve esta tierra hasta los Cacalote a la par de los Asacualpa, dice este libro.

Mardoqueo Osorio, presidente de la Comunidad Xinka de Quesada, mostrando el mapa de Quesada que tiene el libro. Foto: Simón Antonio

La resistencia de Quesada inició las medidas de hecho el 19 de julio de 2016, pero antes hubo otras acciones:

  • Marzo y abril de 2016. Las comunidades piden a la municipalidad revisar las licencias de operación de la empresa a partir de la tala inmoderada de árboles en la ladera del volcán Amayo.
  • 8 de mayo de 2019. Consulta comunitaria, donde participaron 8 mil personas. El 99.3 por ciento dijo que no aceptaba la empresa en el lugar.
  • 16 de julio de 2016. Inicia la resistencia pacífica en la aldea La Pava, en la entrada de la finca Argelia, con un toldo. La empresa denunció a siete personas y, de estas, Joel Arrivillaga es víctima de una persecución penal. 
Primer plantón. Foto: Prensa Libre.
  • La municipalidad emite un Acuerdo Municipal donde indica que la empresa no tiene permisos de trabajo. Un juzgado de Jutiapa también emitió una resolución, puesto que la empresa inició sus operaciones sin consulta.
  • 26 de febrero de 2019. En una audiencia en la Corte de Constitucionalidad, los representantes de la empresa Alternativa de Energía Renovable informaron que se retirarían de la región.
  • Semanas después, las comunidades levantaron una galera donde se refugiaban del calor, el frío y la lluvia, en la aldea La Pava.
Foto: Marta Karina Fuentes

Durante la actividad del domingo hubo participaciones lúdicas: una canción dedicada al municipio de  Quesada, por parte de niños y adolescentes; la pastoral juvenil de la iglesia católica presentó una dramatización sobre la lucha por el volcán Amayo y una declamación de poesía que fue bien recibida por el público.

También se mencionó a personas individuales que habían aportado de diferentes maneras, como el abogado Kelvin Jiménez que ahora, según los maestros de ceremonia, ha recibido amenazas de muerte, tras su trabajo jurídico mediante amparos y defensa técnica en casos de criminalización por parte de las empresas de la Alternativa de Energía Renovable y la Minera San Rafael.

Dramatización de la Pastoral Juvenil. Foto: Simón Antonio

Después de dos horas de aplausos, gritos y consignas, los maestros de ceremonia informaron el término de la actividad.  Cada uno de los presentes regresaba a su hogar con la alegría de que, por el momento, la empresa Alternativa de Energía Renovable se retiraba del lugar, tal como indica el mandato de la Corte de Constitucionalidad del 26 de febrero.

Autoría y edición

Periodista Maya Q'anjob'al

COMPARTE