La “soberanía” como excusa de la corrupción y la impunidad en Guatemala

COMPARTE

Créditos: jimmy compu
Foto: elpais.hn

Por David Toro

15 de marzo 2019

El gobierno de Guatemala está en el ojo de varios países e instancias internacionales debido al clima de  corrupción, las reformas que propician la impunidad, el mal manejo del equipo militar y la vulneración la independencia judicial. El discurso de respuesta del Ejecutivo y del Legislativo, gira entorno a que los problemas de Guatemala se deben resolver en casa.

En los siguientes puntos te explicamos las situaciones de Guatemala que hacen eco en el mundo y la respuesta del Gobierno ante los pronunciamientos internacionales de los últimos días:

  1. El mal uso del equipo militar donado

En agosto del 2018 el Ministerio de Gobernación hizo desfilar  un grupo de autos militares (Jeeps J8), frente a la sede de la Comisión Internacional Contra la Impunidad (Cicig) y la Embajada de Estados Unidos. Estos automóviles donados precisamente por Estados Unidos para tareas fronterizas han sido utilizados en zonas urbanas en repetidas ocasiones. A finales del 2018 una de estas unidades ingresó a la Universidad de San Carlos.

Luego de repetidas advertencias de las autoridades estadounidenses y gracias a la presión de varios congresistas como Norma Torres, de ascendencia guatemalteca, hoy Estados Unidos decidió cortar la ayuda militar a Guatemala, debido al uso incorrecto de los Jeeps J8.

Antes del anuncio definitivo del cese de la ayuda militar, el secretario de inteligencia militar, Mario Duarte, declaró a Emisoras Unidas el 31 de enero, que estaban dispuestos a regresar los jeeps en el momento en que Estados Unidos los pidiera. “No se preocupen, cuando nos indiquen se los dejamos frente a la embajada y ya veremos cómo conseguimos más recursos”, recalcó Duarte en aquella entrevista radial.

En respuesta a la acción de Estados Unidos, el Gobierno se limitó a responder por medio de un comunicado donde, entre varios puntos, aseguran que gracias al trabajo realizado tienen los mejores índices de seguridad de la región, cuestionable afirmación hecha en la misma semana en que se registraron tres brutales femicidios en un mismo día.

2. Jimmy Morales:  “Yo no ataco a la Cicig”

El parlamento Europeo también ha mostrado preocupación por la situación de los derechos humanos en Guatemala. En su resolución indican que les preocupa la forma en la que la Cicig ha sido prácticamente expulsada del país, además del incremento de asesinatos en contra de mujeres y de la violencia contra defensores de derechos humanos.

Horas después del pronunciamiento del Parlamento, Jimmy Morales fue abordado por un grupo de periodistas mientras inauguraba un tramo carretero en Santa Rosa. Morales se defendió diciendo que él no ataca a la Cicig y que esta se encuentra en un proceso de cierre.

 “Los problemas de Guatemala deben ser resueltos por los guatemaltecos”, dijo Jimmy. “Hay países europeos que ni elegir un presidente pueden y nosotros no nos metemos”, resaltó Morales, apelando a la soberanía, evadiendo el hecho de que hace unas semanas apoyó la postura estadounidense que atenta contra la soberanía de Venezuela.

La segunda contradicción notable en la declaración de Morales, es que sí atacó a la Cicig constantemente, a tal grado que presionó hasta lograr desarticular gran parte del equipo de la comisión antes de la finalización legal de su mandato dentro de Guatemala.

3. Las amnistías

La Corte Interamericana de Derechos Humanos (Cidh) ha recordado al Estado de Guatemala que debe detener la intención de reformar la ley para otorgar amnistías a criminales de guerra, pues esto sería incurrir en delitos internacionales. Sin embargo, los diputados han hecho caso omiso a la sentencia de esta importante instancia en materia de Derechos Humanos, e insisten en aprobar la amnistía, asegurando que son asuntos que deben resolverse de forma interna.

Más información de la postura de los diputados acerca de las amnistías:

Autoría y edición

Periodista y fotógrafo en Prensa Comunitaria

COMPARTE