Créditos: c1
Tiempo de lectura: 3 minutos
Foto: David Toro

Por David Toro

11 de marzo 2019

Durante 30 años las comunidades k’iche del Valle de Palajunoj, en Quetzaltenango, han vivido bajo la imposición de diferentes empresas extractivas en su territorio, todas sin consulta previa. En una vista pública ante los magistrados de la Corte Suprema de Justicia (CSJ) expusieron sus argumentos para pedir la cancelación de la licencia minera de la empresa “Block de Rosa”.


María Velásquez alcaldesa indígena del Valle de Palajunoj. Foto: David Toro

María Isabel Velásquez es una alcaldesa indígena de Tierra Colorada Baja. En representación de las cientos de familias de las comunidades del Valle de Palajunoj, logró que en octubre del 2018 se le otorgase un amparo provisional en contra del Ministerio de Energía y Minas y de la empresa “Block de Rosa”, propiedad de Pedro Chan García. Block de Rosa se dedica a la explotación de recursos naturales para la fabricación de materiales de construcción, pero actualmente se encuentra suspendida. Doña María Isabel expuso ante los magistrados de la CSJ que han sufrido de inundaciones, enfermedades respiratorias y de la piel a causa del lodo y polvo que provoca la actividad minera de la empresa.

Juan Gabriel  Ixcamparij Nolazco, abogado de las comunidades de Palajunoj,  señala que cuando se le otorgó la licencia de explotación a la empresa “Block de Rosa” por 20 años, no se consideró la consulta comunitaria, proceso obligatorio que debería ser responsabilidad del Ministerio de Energía y Minas.

Las inundaciones a consecuencia de la mina ya han afectado las zonas urbanas de Quetzaltenango. El abogado amparista dijo al pleno que el agua que se desborda por esta actividad extractiva ha llegado hasta la zona 5 de la ciudad. Calificó de preocupante que las autoridades municipales no tomen cartas en el asunto (tampoco se presentaron a la vista pública).

Verónica Mazariegos Representante del Ministerio Público. Foto: David Toro

La representante del Ministerio Público, Verónica del Carmen Mazariegos, se unió a la petición de las comunidades del Valle de Palajunoj, argumentado que es importante recordarle al Ministerio de Energía y Minas que debe realizar las consultas a los pobladores de forma previa al otorgamiento de licencias de explotación.

Juan José Cifuentes abogado Empresa “Block de Rosa”. Foto: David Toro

“Si se hicieran todas las consultas comunitarias nunca terminamos”

El abogado de la empresa “Block de Rosa”, Juan José Cifuentes Robles, dijo que los recursos de amparo han sido “mal utilizados”, a pesar de los argumentos vertidos por los comunitarios y del propio Ministerio Público. Cifuentes dice que la actividad extractiva no afecta directamente a los pobladores del Valle. Excusó al Ministerio de Energía y Minas por el incumplimiento de la consulta comunitaria, indicando que sería muy difícil realizar todas las consultas para que cada solicitud de licencia minera.

Queda en manos de los magistrados de la CSJ la suspensión definitiva de “Block de Rosa”. En otro escenario podría ordenar que se realice una consulta comunitaria y mantener la suspensión provisional de este proyecto.

Leer más:

https://prensacomunitaria.org/el-monopolio-del-cemento-la-criminalizacion-de-lideres-y-la-destruccion-de-montanas-en-palajuj-noj/

Autoría y edición

Periodista y fotógrafo en Prensa Comunitaria

COMPARTE