Comunitarios de la aldea El Paraíso en El Estor, unen esfuerzos para construir sus propias calles

COMPARTE

Créditos: calles1
Tiempo de lectura: 3 minutos
Foto: Aj Ral Ch’och

Por Aj Ral Ch’och

10 de marzo 2019

La aldea El Paraíso está ubicada en la ruta hacia el Polochic. Conformada por más de 20 familias de origen q’eqchi’ que han tenido que unir esfuerzos para tener un mejores vías de acceso y movilización. Han logrado construir sus propias calles, ante la realidad que sufren las comunidades rurales en toda Guatemala, debido a la corrupción del Gobierno municipal y central.  Para el inicio del presente ciclo escolar, han construido también su propia escuela, donde los niños por fin cuentan con educación.

Foto: Aj Ral Ch’och

El alcalde comunitario Domingo Cucul Che, de la comunidad, en una entrevista manifestó lo siguiente:

“Estamos unidos todos y nos hemos organizados para salir adelante y construir nuestros propios proyectos, ya que hemos solicitado apoyo a la municipalidad y otras instituciones pero no nos escuchan. Es por eso que aprendimos a organizarnos y salir adelante con nuestros propios esfuerzos’’.

Doña Regina, comunitaria,  manifiesta que “con el esfuerzo de todos y todas hemos construido también nuestra propia escuela y ya contamos con un maestro para la educación de nuestros hijos. Estamos viendo cómo conseguir o comprar también los pupitres para que nuestros hijos puedan estar cómodos recibiendo clases en la escuela”.

El Estor no es pobre, lo han empobrecido

La población q’eqchi’ del municipio de El Estor, Izabal, se dedica en gran parte a la pesca y la agricultura.  Durante el conflicto armado interno, entre el año 78 y  80, varías familias fueron desalojadas de sus tierras alrededor del proyecto de la Franja Transversal del Norte. La tradición de la resistencia q’eqchi’ viene desde la invasión española. [1]

En la actualidad, atraviesan muchas dificultades con la instauración de empresas mineras y de monocultivos (palma africana), por lo que han tenido que defender sus recursos de vida, como el Lago de Izabal y las montañas. Uno de las problemáticas más evidenciadas en los últimos cinco años es la explotación de los recursos minerales por la compañía de níquel CGN Pronico (de Solway Investment Group).  Enel  2014 fue inaugurada la remodelación de la planta procesadora de níquel, y comenzaron a ser notorios los daños ambientales, la contaminación al Lago de Izabal y la destrucción de los cerros. Por supuesto, más que desarrollo, esto sólo trajo    pobreza y desastre a la región del Polochic y del Lago de Izabal.



[1] https://cmiguate.org/comunidades-qeqchi-de-el-estor-manifiestan-para-detener-oleada-de-desalojos/

Autoría y edición

COMPARTE