Un caso de discriminación termina en una disculpa pública, tras seis años de los hechos

COMPARTE

Tiempo de lectura: 4 minutos
Estela Flores Pou ofrece una disculpa pública por los actos de discriminación en el 2013 en contra de María Magdalena Jocholá Tujal. Foto: Simón Antonio

Por Movimiento de Mujeres Indígenas Tz’ununija’

13 de febrero 2019

En la sede de la Procuraduría de los Derechos Humanos (PDH), la señora Blanca Estela Flores Pou ofreció una disculpa pública por los actos de discriminación económica y étnica ocurridos entre junio y julio del 2013 en contra de María Magdalena Jocholá Tujal. Esto como parte de las medidas de reparación acordadas en una junta de conciliación llevada a cabo el 21 de enero de este año.

Abogado Cristian Otzin. Foto: Simón Atonio

Los hechos

El abogado Cristián Otzín, de la Asociación de Abogados y Notarios Mayas de Guatemala, leyó en el acto público la acusación que se formuló por el delito de discriminación dando a conocer los hechos. El 27 de junio de 2013, llegó María Magdalena Jocholá a la casa de Blanca Estela Flores Pou en la zona 17 de la Ciudad de Guatemala, para establecer reglas de noviazgo entre el sobrino de Jocholá y la hija de Flores Pou, ambos en ese entonces menores de edad.

La reacción de la señora Blanca fue reírse y decir “Cómo cree usted que mi hija se va a fijar en su sobrino que es indio igual que usted, nunca lo voy a permitir, eso no puede ser. Yo no lo permito, el papá de mi hija tampoco. Si el papá de mi hija ha sido capaz de pegarle a su propia madre, imagínese lo que es capaz de hacer a usted y su sobrino si no son ni siquiera familia. Dígale a su sobrino que su vida está en riesgo y que esta relación no puede ser”.   

María Margdalena Jocholá. Foto: Simón Antonio

En días posteriores, a mediados de julio del mismo año, cuando María Margdalena Jocholá caminaba junto a su sobrino en la colonia Salud Pública de la zona 18 de la Ciudad de Guatemala, Blanca Estela Flores jaló al menor de 18 años —según la lectura de Otzín— y le dijo: “Vos seguís saliendo con mi hija, ¿acaso no te dijeron que yo no estaba de acuerdo?”. En ese momento, María Magdalena intervino con tal de que no se le agrediera a su sobrino, entonces Flores Pou se dirigió a ella y le dijo “A este su sobrino, si sigue saliendo con mi hija  le voy a meter preso, porque no es posible que mi hija se emparente con personas igual de indios como usted, son unos pobres sumidos en la pobreza”, y siguió agrediéndolos verbalmente, dijo el abogado.

Con estos actos se reúne elementos para que Blanca Estela Flores sea juzgada por el delito de discriminación, pero optaron por un criterio de oportunidad: “Estos hechos pueden llegar a una eventual condena, sin embargo, la voluntad de las partes ha hecho buscar una salida alterna a este proceso penal a través de un criterio de oportunidad y este acto es parte de esa medida” indicó el abogado.

Blanca Estela Flores. Foto: Simón Antonio.

Los victimarios deben convertirse en agentes de cambio

Al momento de ofrecer las disculpas públicas, la señora Blanca Estela Flores Pou, dijo: “Muy buenos días a todas y todos, vengo con el objetivo de presentarle una disculpa a la amiga y compañera de lucha, señora Magdalena Jocholá. Presento una disculpa pública por haberme expresado de una forma ofensiva hacia ella, y muchas gracias (…) Por la misma ignorancia que hay y por la falta de información, la falta de divulgación, a veces entre los mismos diferentes grupos, se da esto”, declaró al final del acto público.

Ironías de la vida, María Magdalena Jocholá es abogada y ha ligado varios casos de discriminación entre 2007 y 2009. Al ofrecer su de aceptación, indicó  que la discriminación afecta a una personas en ámbitos sociales y familiares, también la dignidad “ya que la persona agredida se siente con baja estima y en varias ocasiones genera sentimientos de culpabilidad y el sentirse inferior a su agresoras”.

Magdalena Jocholá mencionó varios casos en los que ha litigado que han llegado a sentencia condenatoria. “En el litigio aprendí que los agresores aprenden pero es mejor que se conviertan en agentes de cambio en su entorno familiar, laboral y social; por eso que es en esta oportunidad me satisface el hecho de que doña Blanca Estela Flores Pou se convierta en un agente de cambio, ya que uno de los aspectos que llevará acabo es recibir el curso en Codisra (Comisión Presidencial contra la Discriminación y el Racismo) sobre discriminación y racismo”.

Al final del evento público, María Magdalena Jocholá declaró que en este caso, en el que fue víctima, tenía que poner en práctica las mismas recomendaciones que suele dar a las personas que asesora: “En muchas ocasiones aconsejaba [a las víctimas] que persistan, sigan adelante y que no se dejen vencer. Estos procesos son demasiado largos. Estos hechos se dieron en 2013 y hasta el 2019 se está obteniendo una disculpa”.

Las medidas

Blanca Estela deberá hacer disculpa pública en la sede de la PDH —acto que se realizó el 11 de febrero—, asistir a cursos impartidos por la Codisra sobre discriminación y racismos, y cubrir los gastos de una terapia psicológica por los daños ocasionados. 

Edición: Prensa Comunitaria

Autoría y edición

COMPARTE