PDH: “Guatemala sólo invierte el 2% del PIB en educación”

COMPARTE

Créditos: pdh nota
Foto: PDH

Por David Toro

05 de febrero 2019

Durante los primeros meses del 2019, la oficina del Procuraduría de los Derechos Humanos (PDH) se encargará de monitorear y reportar el cumplimiento del derecho a la educación a nivel nacional.

En Guatemala hay estadísticas preocupantes del acceso a la educación primaria gratuita que no han podido ser resueltas por el Estado. En conferencia de prensa, la procuradora adjunta Claudia Maselli, aseguró que durante el 2018, el 24% de centros educativos públicos de primaria no recibieron el aporte de gratuidad que debe garantizar el Ministerio de Educación (MINEDUC). Para iniciar  el 2019, la PDH se encargará de supervisar y monitorear el acceso a la educación en más de 300 centros educativos.

La PDH, basándose en los reportes del Fondo Internacional de Emergencia de Naciones Unidas para la Infancia (Unicef), aseguró que en Guatemala el 24% de los menores entre 7 y 14 años de edad no asisten a una escuela primaria, y el 12% de los que sí asisten deben abandonar las aulas por diferentes circunstancias.

Guatemala es de los países que menos invierte en educación en la región

En el país actualmente se destina el 2% del Producto Interno Bruto a la educación, cuando la media en países de la región es del 4%, según los datos otorgados por la PDH.

Los puntos más importantes que se buscará detectar y constatar en el monitoreo de PDH, serán:

  • Establecer la cantidad de maestros que prestan educación bilingüe multicultural.
  • El estado de la atención a estudiantes con discapacidades.
  • La violencia dentro y fuera de los establecimientos educativos.
  • La discriminación de estudiantes por su orientación sexual.
  • Los derechos laborales de los maestros.
  • El acceso al transporte público.

El monitoreo de la situación del área educativa a nivel nacional se realizará con el apoyo de las diferentes auxiliaturas. En el occidente contarán con el trabajo interinstitucional que se realizará con la Alianza Nacional de Organizaciones de Mujeres Indígenas por la Salud Reproductiva (Alianmisar).

Autoría y edición

Periodista y fotógrafo en Prensa Comunitaria

COMPARTE