Créditos: comunicado san mateo2
Militares en San Mateo Ixtatán recorren las calles armados. Foto: Prensa Comunitaria

Por David Toro

13 de febrero 2019

Desde el 5 de febrero un contingente de la V Brigada Militar ha ocupado el parque central de San Mateo Ixtatán, Huehuetenango. El pasado lunes las autoridades del Ministerio de la Defensa rindieron un informe a la bancada Urng-Maíz, sobre las razones de la presencia militar. Sin embargo, este ignora que ocuparon el municipio sin consultar a los comunitarios y justificándose en supuestas amenazas que no han podido explicar.

Militares en San Mateo Ixtatán recorren las calles armados. Foto: Prensa Comunitaria

La cada vez más grande problemática social de San Mateo Ixtatán, provocada por la imposición de la empresa Hidroeléctrica Energía y Renovación (EYR) —megaproyecto que pretende construir tres centrales hidroeléctricas y producir energía para el mercado internacional—, ha llegado a un nuevo punto de represión en contra del pueblo Chuj, con la llegada de más de 125 elementos del Ejército que desde el 5 de febrero ocupan el parque de San Mateo a unos 45 kilómetros de las instalaciones de la empresa, resguardada por fuerzas de seguridad de la Policía Nacional Civil.

Responde a “acuerdos de paz” unilaterales 

En una carta emitida el día de la llegada de los camiones y soldados a San Mateo, adjunta al informe que el Ejército rindió a la ancada Urng-Maíz en la citación del lunes, el jefe de la V Brigada Militar, Víctor Leonel Díaz Hernández, señala que el Ejército ha llegado a este municipio para apoyar  el restablecimiento del Estado de Derecho y apoyar el ingreso de la Policía Nacional Civil y otras instituciones estatales en cumplimiento de los “acuerdos de paz” firmados recientemente. Hace referencia a lo pactado en la supuesta mesa de diálogo montada por la empresa EYR en el 2018, donde no participaron todas las partes del conflicto, sino únicamente quienes están a favor de la empresa.

El viceministro de la Defensa, Gustavo Adolfo Méndez (juramentado en diciembre del 2018) junto al jefe del Estado Mayor, Julio César Paz Bone, manifestaron al diputado Walter Félix (Urng), que llegaron en respuesta a la solicitud del alcalde de San Mateo —Antonio García Diego—, para dar apoyo en tareas humanitarias. Versión distinta a la del Jefe de Brigada en la carta del día de la ocupación.

El alcalde autorizó la ocupación militar sin consulta previa a los pobladores

En una carta de la municipalidad de San Mateo Ixtatán, firmada por el alcalde García el 23 de enero, le otorga el salón de usos múltiples en “arrendamiento gratuito” a los soldados, sin consultar a los comunitarios, quienes se vieron sorprendidos, molestos y preocupados cuando observaron arribar al Ejército.

No existe coordinación interinstitucional

Durante la citación de la bancada URNG con las partes interesadas en el conflicto de San Mateo Ixtatán, ni el Ministerio de Gobernación, la Procuraduría de los Derecho Humanos ni la Gobernación departamental de Huehuetenango, tenían conocimiento de los planes militares en aquella región, según se lo hicieron saber a los diputados Félix y Amílcar Pop.  

(Amílcar Pop se dirige a las autoridades de la Policía y Ejército durante la citación: https://www.facebook.com/watch/?v=553554948455104

https://bit.ly/2SQH9e6

Mienten sobre las armas de los soldados

El viceministro de Defensa insistió, junto a la demás autoridades del Ejército, que la presencia militar se da por razones humanitarias y niega que tuviese relación con la empresa hidroeléctrica. Además aseguró que los soldados destacados en San Mateo no estaban armados, pero los comunitarios denunciaron lo contrario por medio de fotografías donde se ve a soldados en las calles con armamento. De igual forma se ha denunciado que algunos de los vehículos militares utilizados no tienen número de identificación (andan sin placas).

Walter Felix: “El informe no es satisfactorio”

En entrevista posterior a la citación con las autoridades del Mindef, el diputado Walter Félix dijo que el informe presentado por el Ejército no es satisfactorio, pues justifica su presencia en San Mateo con supuestas amenazas que no están bien identificadas: “les hemos pedido que corrijan y que regresen el ejército a su cuartel y que luego de una coordinación interinstitucional, definan cuáles son los verdaderos problemas”.

Autoría y edición

Periodista y fotógrafo en Prensa Comunitaria

COMPARTE