Estafador fue capturado en Santa Eulalia, Huehuetenango

COMPARTE

Créditos: david santa
Sergio García trasladado por agentes de la PNC en Santa Eulalia. Foto: David Diego

Por David Diego Marcos

11 de febrero 2019

Desde hace algunos años, Sergio García, residente de San Juan Ixcoy, estafa a los pobladores de Santa Eulalia, ofreciendo proyectos en nombre de organizaciones internacionales y educativas a las que no pertenecía, para obtener dinero.

El viernes 8 de febrero en Santa Eulalia, la Policía Nacional Civil detuvo a Sergio Rolando García (38 años) cuando se encontraba en el parque de la cabecera del municipio. Fue sorprendido con dinero y expedientes producto de estafas realizadas hace unos días a un grupo de personas que lo denunciaron.

¿Cómo estafaba a las personas?

García se presentaba a los vecinos de Santa Eulalia como trabajador de una Fundación Interamericana de los Estados Unidos con sede en Washington DC que por medio de la Universidad Rafael Landívar se encargaba de organizar proyectos sociales en favor de las comunidades. García solicitaba a las personas  Q400.00 en efectivo que supuestamente servirían para la garantía del equipo de cómputo que emplearían para las actividades en la comunidad. Según las denuncias, les ofrecía un contrato laboral a los participantes de estos proyectos, les entregaba un documento con sello de las entidades a las que decía representar y explicaba que al finalizar el proyecto se les devolvería el dinero, lo cual nunca sucedió.

Cuando las personas estafadas comenzaban a sospechar que las promesas de García eran falsas, le exigían respuestas y comprobantes de pago de la URL y de la fundación norteamericana, pero García ponía excusas diciendo que eso no era posible y que él realizaría los trámites correspondientes.

La Universidad Landívar emitió un comunicado en enero indicando que no existe ni un vínculo entre ellos y Sergio García.

Las denuncias públicas en contra de García lograron  que se supiera que no es la primera vez que engaña a personas de esta forma. Según los afectados, ha usurpado el nombre de organizaciones y empresas desde hace algunos años. El caso ahora está a cargo del Juzgado de Paz de Santa Eulalia, donde las personas afectas y el Ministerio Público se encargarán de presentar pruebas para que se haga justicia en el marco de la ley.

Autoría y edición

COMPARTE