El pueblo Xinka mantiene su lucha contra las empresas energéticas depredadoras del ambiente

COMPARTE

Créditos: david xincas
Tiempo de lectura: 2 minutos
Por: David Toro

Por David Toro

27 de febrero 2019

El pueblo xinka marcha en la ciudad para exigir que se resuelvan dos problemáticas latentes en su territorio. La mina San Rafael y el Estado no han respetado el amparo de la Corte de Constitucionalidad otorgado el año pasado. Los pobladores de Quesada piden que se suspendan las operaciones de la empresa Energía Renovable SA, quienes pretenden generar energía a costa del agua de las comunidades.

Ni el Estado ni la mina respeta el amparo de la CC

El pueblo xinka mantiene una resistencia pacífica en contra de la Mina San Rafael desde hace algunos años. En septiembre del  2018 la Corte de Constitucionalidad emitió un amparo provisional en favor del pueblo suspendiendo las  operaciones del proyecto minero y exigiendo la realización de una consulta comunitaria en los municipios de Santa Rosa y Jalapa donde se reflejan los efectos del megaproyecto. Sin embargo, las medidas dictadas por los magistrados no han sido respetadas, pues la Minera San Rafael sigue ejecutando trabajos de socialización y emite anuncios publicitarios. Los comunitarios han recurrido a denunciar y presentar amparos ante la Corte Suprema de Justicia, para que se hagan valer las medidas. Sin embargo, este órgano de justicia se ha retardado a la hora de resolver, dejando en el limbo la situación.

Las autoridades del pueblo xinca que representan a las miles de familias afectadas llegaron al Organismo Judicial para entregarle a los magistrados de la CSJ un memorial que solicita una resolución de los amparos que han presentado y así frenar las violaciones del amparo. A criterio de las autoridades comunitarias, el Ministerio de Energía y Minas (MEM) tampoco ha respetado las medidas de la Corte de Constitucionalidad; aducen que el ministerio no es objetivo en sus acciones y temen que intenten beneficiar a la minera.

Según Herbert, del Parlamento Xinca, las operaciones de la mina San Rafael han tenido grave impacto en varios municipios de Santa Rosa y Jalapa: San Rafael Las Flores, Casillas, Jumaytepeque, Nueva Santa Rosa, Alzatate y Mataquescuintla.

Piden suspensión de operaciones de megaproyecto en Quesada

En Quesada, Jutiapa, la empresa Alternativas Energéticas SA pretende instalar una planta de generación de energía por medio de biomasa dentro de una finca. Han talado bosques de este municipio para plantar eucalipto —árbol típicamente usado para secar pantanos—, esta situación y la recarga de la cuenta hídrica del Río Paz, ha provocado escasez de agua en las comunidades y enfermedades en los pobladores.

La lucha jurídica contra esta empresa inició desde el 2016. El día de ayer, en la CC, el pueblo de Quesada pidió la suspensión de las operaciones de esta empresa en una vista pública. Uno de los argumentos presentados por el abogado Kelvin Jiménez es que este megaproyecto no cuenta con licencia y que tampoco se realizó el estudio de impacto ambiental correspondiente y obligatorio.

Lea más de este problema:

https://prensacomunitaria.org/rechazan-en-quesada-un-proyecto-de-biomasa-que-pone-en-riesgo-el-agua/

La marcha xinka se dirigió al Ministerio de Energía y Minas para exigir a este ente que respete las formas de organización de estas comunidades.

Autoría y edición

Periodista y fotógrafo en Prensa Comunitaria

COMPARTE