Doroteo Guamuch, un ícono del deporte más triste y glorioso de Guatemala, estaría cumpliendo 97 años

COMPARTE

Créditos: doroteo2
Tiempo de lectura: 2 minutos
Doroteo Guamuch Flores fue el primer latinoamericano en ganar la maratón de Boston en el 52. Foto: Pinterest

Por David Toro

12 de febrero 2019

El 11 de febrero de 1922 nació Doroteo Guamuch Flores, quien puso en el mapa del atletismo mundial a Guatemala con sus victorias. Este deporte  ha dado grandes éxitos al país, a pesar del olvido, menosprecio y —hasta— racismo que han sufrido sus protagonistas.

Los atletas de fondo, aquellos que recorren largas distancias en el menor tiempo posible, muchas veces carecen del reconocimiento que merecen, quizá porque no es un deporte muy glamuroso o mediático (como el fútbol). Es, irónicamente, el único que le ha otorgado una medalla olímpica a Guatemala —Erick Barrondo, Londres 2012, Marcha 20 kilómetros.

Doroteo Guauch.Foto: Pepe Loarca

Deportistas de origen maya han sido los íconos de este deporte en Guatemala. Doroteo Guamuch Flores (1922-2011) es uno de ellos (quizá el primero y el más importante). Originario del municipio de Mixco, antes que atleta, era un obrero de la fábrica de textiles Nortropic. Para entrenar salía de madrugada a las 4:00 de la mañana, recorría kilómetros en la ciudad. Durante su carrera deportiva (1941-1957), Doroteo logró lo que pocos latinoamericanos han hecho: ganar el Maratón de Boston.

Aunque Guamuch Flores ya había destacado ganando medallas de oro en juegos Centroamericanos y del Caribe, fue en 1952 cuando saltó a la fama internacional ganando el Maratón de Boston de manera sorpresiva. Corrió los 42 kilómetros del recorrido de la prestigiosa carrera en 2 horas y 31 minutos (una marca respetable en aquellos años).

Doroteo siguió viviendo en la pobreza después de consagrarse en la historia del deporte nacional. Alguna vez contó que pensaba vender sus trofeos para poder comprar una bicicleta y trasladarse al trabajo para llevar el sustento a su familia.

El Estado ha dedicado monumentos y obras arquitectónicas para este atleta fallecido el 11 de agosto del 2011. El estadio nacional de fútbol hasta una calzada en Mixco fueron nombrados “Mateo Flores”, nombre ladinizado que le daban a Doroteo. A pesar de su trayectoria deportiva, sufrió la discriminación racial que impera hasta nuestros días. Fue en 2015, cuatro años después de su muerte, que se decidió nombrar por medio de un decreto ministerial estas obras bajo el verdadero nombre del atleta (Doroteo Guamuch) como un acto de reivindicación.

En la actualidad, los referentes del atletismo guatemalteco, como Mario Pacay de  Alta Verapaz y de origen q’eqchi´, o William Julajuj, del pueblo Tz´utujil de Sololá, siguen brindado logros internacionales al país, muchas veces sin recibir el apoyo estatal necesario. Pero es una verdad innegable que aquella victoria de Guamuch hasta la medalla de plata de Barrondo, tienen la huella del pueblo indígena campesino y obrero de Guatemala.

Autoría y edición

Periodista y fotógrafo en Prensa Comunitaria

COMPARTE