Cinco funcionarios son enviados a juicio oral y público por el caso del Hogar Seguro Virgen de la Asunción

COMPARTE

Créditos: photo_2019-02-20_12-43-57
Fotografía Stef Arreaga.

Por Stef Arreaga

Envían a juicio oral y público a cinco funcionarios estatales por el caso “Hogar Seguro”. Enfrentarán este debate que probablemente se junte con el primer grupo de sindicados en mayo próximo.   El Bufete de derechos humanos (BDH), quienes llevan la representación de 15 víctimas,  solicitó la modificación de algunos delitos, como tortura y detenciones ilegales, pero el juez los rechazó.

Casi dos años después de la tragedia del Hogar Virgen de la Asunción, finalmente el segundo grupo de sindicados fue enviado a juicio oral y público por el juez Rodolfo Laynez, jefe del Juzgado Cuarto de Primera Instancia Penal.  Este grupo está compuesto por el actual procurador de niñez y adolescencia de la Procuraduría General de la Nación, Harold Augusto Flores; la exdefensora de niñez y adolescencia de la Procuraduría de los Derechos Humanos,  Gloria Patricia Castro;  la jefa de Protección contra el maltrato en todas sus formas de la Secretaría de Bienestar Social, Brenda Chamán Pacay; el subcomisario de la Policía Nacional Civil, Luis Armando Pérez Borja y la subinspectora Lucinda Eva Marina Marroquín.

Con esto, finalmente termina la fase intermedia de dicho proceso penal.  Los cinco acusados fueron enviados a juicio por distintos delitos.  El juez, durante varias audiencias escuchó los argumentos del Ministerio Público y de cada querellante adhesivo, así como los abogados defensores.

Lea aquí sobre las acusaciones de cada uno de los sindicados:

https://prensacomunitaria.org/la-etapa-intermedia-del-caso-hogar-seguro-durara-20-meses1/

El juez Laynez comenzó haciendo referencia sobre los medios de prueba presentados por el Ministerio Público, en donde destacó los secuestros de cámaras del hogar, videos de periodistas que estuvieron desde la tarde del 7 de marzo del 2017; testimonios de sobrevivientes, de policías, de personal del Hogar; listados de activación de llamadas, ubicación de los funcionarios mediante testigos y fotogramas; inspecciones oculares y un sinfín de elementos más en donde se puede probar la participación de cada una de las autoridades que estaban a cargo de las y los menores que habían evadido proceso.

El juez con su traje azul y calcetines rojos, simplificando el lenguaje para el público, refería las argumentaciones de los abogados defensores. Una a una las iba derribando, con explicaciones sustentadas en las pruebas del Ministerio Público, criterios personales y la ley. 

El semblante de los acusados cambió apenas cinco minutos después de que el juez comenzó a hablar. Poco a poco se notaba que la arrogancia con la que algunos de ellos han asistido a las audiencias, desaparecía con cada palabra del juez.  Gloria Castro, quien estaba acompañada de una amiga y su hija, sacó un rosario, entre dientes se notaba que rezaba para no ser enviada a juicio. Harold Flores intentaba mantener la mirada fija en el juez, hablaba por momentos con su abogado y evadía el contacto visual con otras personas.  Brenda Chamán se encontraba al lado de Flores, vestida de luto por la muerte de su madre el sábado pasado, seria, sin expresión alguna.  Lo mismo Lucinda Marroquín, quien iba con vestido de fiesta y tacones, no miraba para ningún otro lugar más que al juez, por momentos fruncía el ceño cuando él hacía alguna aseveración que la involucraba.  El subcomisario Luis Armando Pérez Borja se le veía preocupado, durante los recesos acudía a donde estaba su familia, cabizbajo.

Gloria Castro, funcionaria de la PDH. Fotografía Stef Arreaga

Foto de Gloria Castro

Las horas transcurrían, Laynez poco a poco fue leyendo los delitos por los que cada uno iba siendo enviado a juicio, la sala se fue llenando de familiares de los acusados, algunos familiares de las víctimas y medios de comunicación.  Al final, cuando se envió a debate a la subinspectora Lucinda Marroquín, a esta se le llenaron los ojos de lágrimas y comenzó a respirar agitada y colérica. Nos acercamos a ella y estas fueron sus palabras:

Por hacer algo humanitario por las personas y las adolescentes, ahora me ven como la que hice lo malo. Soy inocente de todo lo que me acusan.”

Fotografía Stef Arreaga

Inmediatamente evadió los medios, mientras que Harold Flores mostraba una mirada de angustia e insistía en que cada una de las acusaciones sería probada en el debate oral y público. Gloria Castro tenía otro semblante: el juez Laynez la envió a juicio por un solo delito: incumplimiento de deberes,  mientras que la absolvió del delito de Maltrato contra Personas Menores de edad, aunque el Ministerio Público y los abogados querellantes apelarán a esta decisión.

Solicitud de enviarlos a juicio por otros delitos es rechazada

Cuando se pensó que la audiencia había llegado a su fin, el juez hizo mención de los delitos que la abogada Estela López Funes, querellante del Bufete de Derechos Humanos, había solicitado modificar, para que se ligaran a los sindicados. Esos delitos son: tortura, detenciones ilegales, ejecución extrajudicial y lesiones gravísimas. Esta serie de delitos no eran para todos; cada uno iba dirigido a diferentes sindicados.  Sin embargo el juez no aceptó ninguna de estas modificaciones, argumentando que los delitos por los que habían sido enviados a juicio, eran los adecuados según la fiscalía y según él. También mencionó que no los aceptaba porque los funcionarios “no tenían intención de dañar a las niñas”, lo cual contradice muchos de los argumentos vertidos por el MP y por él mismo.    Los querellantes tampoco apoyaron la solicitud de esta modificación de delitos, incluso el abogado Estaban Celada afirmó que dicha petición violaba los principios de legalidad y de congruencia.   Por lo que los sindicados serán enviados a debate oral y público por los siguientes delitos:

Brenda Chamán:

▪ Maltrato contra personas menores de edad

▪ Incumplimiento de deberes

▪ Homicidio culposo

▪ Lesiones culposas

Gloria Castro:

▪ Incumplimiento de deberes.

❌ Sobreseimiento por maltrato contra personas menores de edad.

Harold Augusto Flores:

▪ Maltrato contra personas menores de edad

▪ Incumplimiento de deberes

▪ Lesiones culposas

▪ Homicidio culposo

Luis Armando Pérez Borja:

▪ Maltrato contra personas menores de edad

▪ Abuso de Autoridad

Lucinda Marroquín:

▪ Maltrato contra personas menores de edad

▪ Homicidio culposo

▪ Lesiones culposas

Autoría y edición

Investigadora, periodista y diseñadora gráfica.

COMPARTE