Bukele, el joven que derrotó a los “dinosaurios” políticos de El Salvador

COMPARTE

Créditos: bukele
Tiempo de lectura: 2 minutos
Foto Esteban Biba / EFE

Por David Toro

04 de febrero 2019

Nayib Bukele ganó las elecciones presidenciales en El Salvador con más del 50% de los votos, a sus 37 años. La presidencia será su tercer cargo de elección popular.

El domingo 3 de febrero se celebraron las elecciones generales en El Salvador. El partido Arena —conservador (derecha)— que participó en alianza con otros partidos y el FMLN (izquierda) se han repartido el poder del Ejecutivo durante 30 años, pero en esta ocasión el joven empresario Nayib Bukele (37 años), bajo la bandera del partido Gana, se quedó con la presidencia en primera vuelta, con más del 53% de los votos obtenidos, según el Tribunal Supremo Electoral. Durante su campaña Bukele se vistió como el candidato “anticorrupción”.

La empresa de los Bukele

Nayib es hijo de Armando Bukele Kattan, un reconocido hombre de negocios y de política en El Salvador, de origen palestino, fallecido en 2015. Era químico industrial e incursionó en la comunicación. La familia Bukele, entre sus empresas, destaca que son dueños de la distribuidora de motos Yamaha.

Antes de su participación abierta en política, Nayib Bukele fue presidente de la empresa de publicidad Obermet S. A de C. V la cual es propiedad de su familia. Los medios salvadoreños como La Prensa Gráfica, han señalado en varias ocasiones que la empresa del ahora presidente electo ha recibido varios contratos por miles de dólares de parte del Estado.

Su paso y salida del FMLN

Nayib Bukele inició su participación política desde temprana edad en las filas del Frente Farabundo Martí para la Liberación Nacional (FMLN). Bajo esos colores logró ganar la alcaldía de Nuevo Cuscatlán en el 2012. En el 2015 obtuvo la alcaldía de San Salvador.

En el 2017 fue expulsado del FMLN, pues tuvo un choque con la síndica de la municipalidad, Xochilt Marchelli. Fue acusado de agredirla verbalmente y el 10 de octubre el tribunal de ética del partido hizo valer los estatutos y lo dejaron fuera.

Bukele inició un nuevo camino en la política, creando el partido “Nuevas Ideas”, pero por procedimientos electorales no logró inscribirse y Bukele optó por un plan “B”. Su imagen ganó los votos jóvenes de El Salvador y con el partido GANA logró la victoria, incluso los propios candidatos de la oposición aceptaron la derrota la noche del domingo.

Autoría y edición

Periodista y fotógrafo en Prensa Comunitaria

COMPARTE