Avanza el juicio para esclarecer la muerte de los estudiantes de la UVG

COMPARTE

Créditos: DSC_0013
Tiempo de lectura: 3 minutos
Fotografía David Toro.

Por David Toro

La segunda audiencia de debate oral y público por la muerte de tres estudiantes de Biología de la Universidad del Valle dentro de las instalaciones de la Compañía Guatemalteca de Níquel en El Estor, ha traído nuevos elementos a la mesa, con la presentación de los peritajes forenses y la declaración de testigos propuestos por el Ministerio Público y tres amigos de los fallecidos que estaban en el lugar de los hechos.

Siete años pasaron para el inicio del debate oral y público en contra del biólogo Lemuel Valle —acusado de homicidio culposo— por la muerte de Ángel De León, Nahomy Lara Orellana y Juan Carlos Velásquez. Los peritajes forenses y los testimonios de los amigos de los fallecidos, son el inicio del camino hacia la construcción de la verdad, como ha referido el juez Felícito Mazariegos, quien dirige el proceso.

Esto sucedió en la apertura a juicio hace 15 días:

https://prensacomunitaria.org/inicia-juicio-por-la-muerte-de-estudiantes-de-la-uvg/

Los peritajes del Inacif

  1. El etanol en el cuerpo de los estudiantes

Durante el debate se ha discutido la posibilidad de que los jóvenes hayan consumido alcohol el día de su muerte en el canal acuático de la CGN. Durante el peritaje toxicológico realizado por la doctora Jennifer Patricia Contreras, del Instituto Nacional de Ciencias Forenses, se determinó que en los cuerpos de Ángel y Juan Carlos había 0.4 gramos —por litro de sangre— de etanol (alcohol etílico). La profesional señaló que, debido a la leve cantidad, no se puede determinar si el origen del alcohol fue por consumo o del que se genera durante la descomposición de los cuerpos.

2. Murieron ahogados pero tienen golpes que de los que aún no se determina el origen

Los médicos forenses del Inacif, Hilda Lima y Julio Iriarte Rodríguez, realizaron la necropsia de los jóvenes. Aseguran que la causa de muerte de los tres fue asfixia por sumersión. En el caso de Ángel y Juan Carlos, ambos tenían un golpe en la frente, causado por un golpe con un objeto contundente, sin poderse determinar si este fue causado antes de la muerte.

En el caso de Nahomy, tenía varios golpes en el cuerpo. La forense indicó que no se descarta que las lesiones hayan sido producidas por violencia.

3. Nuevas contradicciones del acusado

En la apertura a debate, Lemuel Valle aseguró que los tres jóvenes a su cargo no estaban bajo efectos de alcohol, sin embargo, le dijo lo contrario al psiquiatra del Inacif, Oscar Álvarez, quien, al examinarlo, encontró que Valle sufría de síndrome de estrés postraumático.

El último perito de la tarde fue el teniente naval Cristian De León. Él se encargó de recrear la escena de los hechos en una lancha de similares proporciones, De León —experto en embarcaciones–  aseguró que no es posible que la lancha pueda volcar o ser desequilibrada por una sola persona, dejando sin validez la versión de Lemuel que asegura la lancha dio vuelta porque Nahomy se puso de pie durante la travesía.

El Ministerio Público nunca visualizó los cuerpos con chaleco salvavidas

Durante la madrugada del 31 de marzo del 2012, el MP se encargó de levantar los cuerpos en el muelle de la minera, dos trabajadores de la institución aportaron su testimonio y aseguran que al llegar los cuerpos estaban en el agua y fue la PNC la que les entregó los chalecos que supuestamente utilizaron los estudiantes.

La Declaración de los estudiantes que estuvieron presentes

Luego de 10 horas de audiencia en la calurosa sala del juzgado de Puerto Barrios, llegó el turno de tres compañeros de los estudiantes que fallecieron mientras realizaban un conteo de cocodrilos junto al biólogo Lemuel Valle.

Los estudiantes declararon que ese día salieron de las instalaciones de la mina hacia el pueblo. Algunos fueron a pescar en un río, otros fueron al pueblo, donde aseguraron que algunos compañeros tomaron una cerveza. Solo Nahomy, Juan Carlos y Ángel fueron enviados a realizar el conteo de cocodrilos por instrucción de Haroldo Font —docente de la universidad a cargo del viaje—. Los estudiantes, al enterarse de que sus amigos estaban desaparecidos se apresuraron a buscarlos, pero luego de un tiempo fueron apartados por el personal de la mina, procediendo a ubicarlos en las cabañas donde dormían.

Los tres estudiantes que declararon, coincidieron en que al hablar con Lemuel se le veía muy confundido y que su versión carecía de sentido. El gerente de la mina se negó a escuchar lo que pedían los jóvenes durante la noche de crisis.

Vea la declaración de Samanta, una de las estudiantes de Biología que estuvo en la CGN el día de la muerte de sus tres compañeros:

La audiencia continuará el próximo 5 de marzo en el juzgado de Puerto Barrios. El juez Felícito Mazariegos habilitará el tiempo que sea necesario para que se puedan conocer 10 medios de prueba más y avanzar con el proceso de debate.

Autoría y edición

Periodista y fotógrafo en Prensa Comunitaria

COMPARTE