Autoridades indígenas no son tomadas en cuenta en las decisiones de sus territorios

COMPARTE

Créditos: nicolás
Nicolás Sapalú Toj, cabecera del pueblo tz’utujil de Santiago Atitlán. Foto: David Toro

Por David Toro

01 de febrero 2019

Las autoridades ancestrales del pueblo tz’utujil reclaman no haber sido consultadas en la ampliación del colegio parroquial de Santiago Atitlán. La Corte de Constitucionalidad tiene en sus manos la decisión final.

En Santiago Atitlán, Sololá,  el cabecera (autoridad maya) es Nicolás Sapalú Toj. Es el encargado de mediar en los conflictos de la comunidad y también vela por los intereses y respeto de las tradiciones y la cosmovisión del pueblo tz’utujil. Constantemente debe lidiar con las autoridades estatales y eclesiásticas que no los  incluyen en la toma de decisiones de proyectos y actividades dentro de su territorio.

En 2018 se inició la ampliación de las instalaciones del colegio parroquial en el atrio de la iglesia católica. Las obras de construcción  fueron coordinadas por el Ministerio de Cultura y Deportes, gracias a la gestión del sacerdote de Santiago, Pedro Chavaj. Sin embargo, no se consultó a las autoridades indígenas del pueblo sobre dichas remodelaciones.

En 2018, Nicolás Sapalú Toj, interpuso un amparo  en contra de la decisión del Ministerio de Cultura y Deportes, pero dejando claro que no están en contra de la ampliación de un centro escolar que beneficiará a la niñez de Santiago, sino que se oponen a que se tomen decisiones sin tomarlos en cuenta como autoridades ancestrales, pues el lugar donde se encuentra el colegio y la iglesia están registrados bajo el nombre del pueblo tz’utujil.

Se debe respetar la identidad cultural”

La construcción en el territorio tz’utujil sin previa consulta, habría causado  agravios a varios derechos de este pueblo originario, los cuales, según el criterio jurídico del abogado defensor, Lorenzo Guarachaj, son:

  • Derecho a la consulta previa
  • Identidad cultural
  • Protección a los grupos étnicos
  • Tutela judicial efectiva
Pleno de la CC presidido por el magistrado Bonerje Mejía. Foto: David Toro

El amparo fue rechazado

El 2 noviembre del 2018, la sala sexta de lo contencioso administrativo, dictaminó en su sentencia dejar sin lugar el reclamo de las autoridades ancestrales de Santiago representadas por Nicolás Sapalú Toj, por considerar que la nueva construcción en el atrio de esta iglesia —que es patrimonio nacional— sí cumplió con los requisitos legales para llevarse acabo.

Las autoridades ancestrales apelaron la decisión de la Sala. El jueves expusieron ante los magistrados de la Corte de Constitucionalidad los motivos de este rerecurso. Han pedido que se revoque la sentencia.

El abogado Guarachaj, en representación del cabecera indígena de Santiago, dijo que el objetivo final es dejar un precedente de que las autoridades estatales y religiosas no pueden dejar hacer a un lado a las autoridades ancestrales cuando se trata de tomar decisiones trascendentales para los territorios.

Autoría y edición

Periodista y fotógrafo en Prensa Comunitaria

COMPARTE