Créditos: edelberto
Tiempo de lectura: 2 minutos
Fotografía: Edelberto Torres Rivas en una reunión del Comité Guatemalteco de solidaridad con Argentina por las Islas Malvinas y la integridad territorial de América Latina.
15 de febrero de 2012 (SVP).

03 de enero de 2019

Por Sergio Valdés


Edelberto Torres Rivas murió en Guatemala el 31 de diciembre pasado, a los 88 años de edad.
Para Miguel Ángel Sagone –poeta, editor, humanista y antiguo miembro del PGT– “Edelberto fue un hombre honesto que siempre dijo lo que pensaba, sin ambages ni eufemismos”. Julio Morales –biólogo, docente universitario– afirma que “Torres Rivas contribuyó a institucionalizar con seriedad académica el estudio superior de las ciencias sociales, empezando por FLACSO (Facultad Latinoamericana de Ciencias Sociales)”. Danilo Rivera –especialista en relaciones internacionales y gobernanza– subraya “la autenticidad de su postura frente a la vida, opuesta a quienes ante su muerte utilizan una dedicatoria manuscrita en la página inicial de alguno de sus libros para darse un baño de prestigio y autoridad política que no merecen. Torres Rivas fue un académico valioso, no un militante narcisista”. Por su parte, Gustavo Maldonado –abogado y filósofo de formación académica– recuerda que “fue uno de los científicos sociales que construyó nuevo pensamiento y que ejerció una crítica moderada y consensual en un mundo altamente polarizado”.
Reconocido por el alcance de su labor como investigador, docente y consultor, sus observaciones sobre el papel de la juventud en la revolución sandinista adquieren especial relevancia a raíz de las protestas sociales de 2018 y la represión desatada por el régimen de Daniel Ortega.
arteNativas / Prensa Comunitaria Km. 169

Autoría y edición

COMPARTE