Un incendio arrebata la vida y los sueños de una familia migrante

COMPARTE

Créditos: niños guatemaltecos
Foto: Charlotte Observer

Por David Toro

4 de enero 2019

Un incendio provocado por una candela le costó la vida a dos niños guatemaltecos y a su mamá, en Charlotte, Estados Unidos. Familiares que sobrevivieron al fuego luchan por su vida en el hospital.

En los años 90 Carolina del Norte era un estado con escasos habitantes de origen hispano, pero el censo del 2017[1] muestra un número creciente de esta población. Actualmente hay más de 1.26 millones de latinoamericanos en los diversos condados de Carolina del Norte. La mayoría busca Charlotte –la ciudad más grande– por las oportunidades de empleo.

Clementino Méndez, originario de Guatemala, vive en Estados Unidos desde hace 20 años, más exactamente en Charlotte. El pasado miércoles se encontraba finalizando sus labores de limpieza en un edificio de oficinas en el pueblo de Waxhaw, cuando llamó a su casa como lo hacía cada noche. Su esposa, Ana Sánchez, le respondió con desesperación y gritos, pues en su hogar había un incendio. Clementino llamó al 911 sin chistar, tomó las llaves de su auto y al llegar a casa nada estaba bien. Los bomberos habían trasladado a siete de sus familiares a varios centros asistenciales: El Hospital Chapel Hill y Wake Forest en Winston-Salem.

El incendio fue de grandes proporciones. Esa misma noche de miércoles, los bomberos locales informaron que una candela desatendida fue el motivo del  fuego en la casa de los guatemaltecos de la 1900 de Academy Street.  Pero según Leticia, una de las sobrevivientes y cuñada de Clementino, sospecha que fue el cableado eléctrico el que provocó el fatal accidente, según declaró a la cadena Fox.[2]

Entre las siete personas trasladadas a centros asistenciales, se encontraba Lionel Alexander Villagrez Sánchez, un niño de 9 años que estudiaba en una escuela primaria del este de Charlotte, era hijastro de Clementino. Falleció al igual que la pequeña de dos años, Aranza Santa Méndez Sánchez, hija de Clementino y Ana.

Mientras Clementino era abordado por los medios de comunicación en la sala de espera del hospital, contaba con tristeza que se encontraba planificando la manera de enviar los cuerpos de Lionel y Aranza para que fueran velados en Guatemala. Su esposa Ana falleció en el hospital, los doctores no pudieron salvarla debido a las serias quemaduras sufridas.

Algunos sobrevivientes del incendio aún se encuentran luchado por su vida. Lo que Clementino Méndez describió como una pesadilla, aún no ha terminado, pues su otra hija, de apenas 3 meses, se encuentra en estado delicado en el hospital luchando por su vida.

Mientras tanto, en Guatemala, este viernes –dos días después de la tragedia– el Ministerio de Relaciones Exteriores se pronunció y aseguraron que por medio del consulado se encuentran trabajando para apoyar a la familia y repatriar los cuerpos de los tres fallecidos.


[1] Charlotte Observer, Censo 2017: https://www.charlotteobserver.com/latest-news/article213539719.html

[2] Causa de incendio en duda: http://www.fox46charlotte.com/news/local-news/second-child-dies-after-fire-tears-through-east-charlotte-home-family-says

Autoría y edición

Periodista y fotógrafo en Prensa Comunitaria

COMPARTE