El nuevo éxodo centroamericano: promesas, miedos y dolor

COMPARTE

Créditos: nuevo1
Migración de México coloca pulseras para identificar a los migrantes . Foto David Toro

Por David Toro

19 de enero 2019

Cientos de migrantes —en su mayoría hondureños— lograron llegar hasta la frontera de Tecún Umán. Algunos esperan obtener una tarjeta humanitaria en México. Otros dudan de las autoridades migratorias y prefieren continuar su camino sin ningún tipo de trámite.

El puente fronterizo de Tecún Umán entre México y Guatemala, es testigo del cansancio y desesperación de cientos de migrantes hondureños que luego de superar los obstáculos del hambre y el camino extenuante, han iniciado un proceso para obtener un pase humanitario en México.

Las personas esperan en el puente, mientras las autoridades mexicanas habilitan un albergue en su territorio. Foto David Toro

La Directora de Control y Verificación del Instituto Mexicano de Migración, Ana Laura Martínez de Lara, ha comunicado que el jueves pasado otorgaron 969 pulseras, que identifican a los migrantes que podrán obtener el beneficio de permanencia en México durante un año, pero el trámite podría tardar al menos cinco días de espera.

La mañana del viernes, otros 200 migrantes iniciaron el trámite para obtener la credencial humanitaria. México también ofreció albergues en Chiapas; sin embargo no han sido habilitados porque existe oposición de parte de la población de este estado y de momento seguirán pernoctando en la concha acústica de Ayutla, Guatemala.

La política del nuevo gobierno mexicano ha sido vital en este proceso, pues se abstuvieron de militarizar la frontera y al parecer están dispuestos a darles oportunidad de trabajar en su territorio durante un año.

No faltan los escépticos

Deshidratados, hambrientos y quemados por el sol, un grupo de aproximadamente 300 migrantes que se negaron a esperar el pase humanitario por temor a ser engañados y deportados, decidió cruzar la frontera  este viernes a las 4:00 am y seguir caminando rumbo a Tapachula, arriesgándose a ser deportados por no haber realizado el trámite que ofrecen las autoridades mexicanas.

Mientras, en Tecún  Umán, a los hondureños no les queda más que esperar pacientemente. Otro grupo de migrantes se encuentra en camino a la frontera; esta mañana salieron de la Ciudad de Guatemala.

Autoría y edición

Periodista y fotógrafo en Prensa Comunitaria

COMPARTE