Destituido por no sancionar a establecimientos que declararon non grato a Jimmy Morales

COMPARTE

Créditos: destitución
Tiempo de lectura: 4 minutos
Exsupervisor de educación del departamento de Quetzaltenango, Ramón Yax Lainez Foto: El quetzalteco

04 de enero de 2019

Por Stef Arreaga

Un supervisor de educación en Quetzaltenango, fue destituido después de 44 años de servicio, por no sancionar a directores y profesores de aquellos establecimientos que declararon a Jimmy Morales non grato y apoyaron al comisionado de la Cicig, Iván Velásquez, por medio de mantas vinílicas durante un desfile del “mes patrio” en ese departamento.  Esto, una semana después de que Jimmy Morales en conferencia de prensa declarara non grato al comisionado e impidiera su entrada al país.

El 31 de agosto del 2018, en una conferencia de prensa bastante breve, ofrecida por Jimmy Morales, acompañado del vicepresidente Jafeth Cabrera, algunas personas de su gabinete y un hilarante bloque de militares a sus espaldas, anunció la expulsión y la prohibición del ingreso al país del jefe de la Comisión Internacional Contra la Impunidad en Guatemala (Cicig), Iván Velásquez, por considerarlo —dijeron— una persona que atenta contra el orden y la seguridad pública, afectando la gobernabilidad, institucionalidad, la justicia y la paz.

Lea más sobre el gobierno de Jimmy Morales y la ofensiva fatal aquí:  https://prensacomunitaria.org/el-gobierno-y-la-ofensiva-fatal/

Foto: el mundo

Una semana después se llevaría a cabo la emblemática feria de Quetzaltenango, celebrada en el mes de la independencia criolla. En su primer día iniciaría con un desfile de estudiantes de diferentes establecimientos tanto públicos como privados, en alusión al mes patrio. Sin embargo los estudiantes de algunos centros educativos rompieron el “protocolo”, sacando algunas mantas declarando non grato al presidente Jimmy Morales, y otras en apoyo a Iván Velásquez y solicitando la ampliación del mandato de la Cicig. Ese día, los niños fueron aplaudidos por los asistentes y lograron captar la atención no sólo de la comunidad sino de los medios de comunicación.  De ahí en adelante se desató una persecución, buscando a algún responsable de la autorización de este tipo de mantas, en donde los estudiantes ejercieron su derecho a la libertad de expresión. 

Como una acción intimidatoria y de amenaza en contra de cualquier empleado público que proteste en contra del presidente Morales, o se pronuncie en favor del comisionado y la Cicig, el Ministerio de Educación  destituyó este miércoles 2 de enero de 2019, al supervisor de educación del departamento de Quetzaltenango, Ramón Yax Lainez, quien trabajó durante 44 años al servicio de esta institución. La destitución fue, según ellos, por incurrir en “faltas al servicio” y por negarse a sancionar a los directores y profesores de los establecimientos que participaron con estas mantas durante el desfile. Yax dijo a varios medios de comunicación lo siguiente:

Si la supervisión no tomó medidas fue porque estaba consciente de que la acción que directores, maestros y alumnos hicieron sencillamente iba en apoyo a la libre emisión del pensamiento, en cumplimento a ese precepto constitucional, en apoyo a la Comisión Internacional contra la Impunidad, que sabemos que ha venido haciendo un papel protagonista hace varios años en el país y desde esa perspectiva, lo menos que podemos hacer como guatemaltecos, en especial el sector educativo, es pronunciarnos a favor, toda vez que ese flagelo que se ha arraigado en Guatemala de la corrupción hay que erradicarlo, pero que lamentablemente se da en las altas esferas.

Algunos docentes, expresaron a varios medios de comunicación su inconformidad por la decisión del Ministerio e invitaron a la población a no permitir este tipo de injusticias en donde se les evita y reprime por pronunciarse en contra del Gobierno:“Aquí lo que han tratado es de callarnos, ya no podemos expresar nuestros pensamientos y sentimientos, debemos estar callados para mantener nuestro trabajo. Después de tantos años de trabajar para la educación no es justo que saquen de esta manera al supervisor”, indicó Aura Marina Calderón, directora de la Escuela de Párvulos “Jesús Rodas” a la prensa.

Fotografías: El quetzalteco

Autoría y edición

Investigadora, periodista y diseñadora gráfica.

COMPARTE