Créditos: chorcha1

Por Aj Ral Ch’och’

07/01/2019

El periodista maya q’eqchí Carlos Ernesto Choc, es acusado por la compañía de níquel CGN Pronico de Solway. Por sexta ocasión se reprogramó su audiencia para el 22 de enero 2019. Pendiente está su primera declaración, ya que las audiencias han sido suspendidas por el juez Edgar Aníbal Arteaga López. Las justificaciones de las suspensiones de las audiencias oscilan entre que el lugar es muy reducido para celebrar la audiencia, los descansos del juez y una excusa presentada por la compañía de níquel.

Choc tiene más de 11 años de trabajar como periodista, locutor de radio y también como comunicador social de la municipalidad de El Estor. Desde 2016 es reportero de Prensa Comunitaria y ha hecho un trabajo de investigación sobre la contaminación del Lago de Izabal y el asesinato de un miembro de la Gremial de Pescadores Artesanales en una manifestación pacífica en mayo del 2017.

Libertad de prensa es censurada por la compañía de níquel CGN Pronico, subsidiaria de Solway Investment Group

El ejercicio de la libertad de prensa está en peligro dadas las acusaciones falsas de la compañía CGN Pronico subsidiaria de Solway Investment Group en contubernio con el juez de primera instancia penal Arteaga López. Desde agosto del 2017, Choc tiene una orden de captura y ha sufrido fuertes amenazas e intimidaciones. Ha sido obligado a desplazarse y mantenerse de bajo perfil, dejando a su familia y su territorio.

Foto: Prensa Comunitaria

Las suspensiones de las audiencias han sido el 20 de febrero, el 16 de abril, el 19 de junio, el  10 de septiembre, y el 4 de diciembre del 2018.  Sus enemigos buscan criminalizar y censurar el libre ejercicio de la libertad de prensa, el cual es fundamental en una sociedad que se precie como democrática.

En cada año del gobierno de Jimmy Morales, ha sido golpeada la libertad de prensa y la libertad de expresión, con agresiones físicas, asesinatos y detenciones arbitrarias a periodistas. Al inicio de 2018 asesinaron a dos periodistas, agredieron e intimidaron a la periodista Rolanda García, y se abrió proceso jurídico en contra de Carlos Ernesto Choc. El comienzo de este año sigue mostrando que el ejercicio de la libertad de prensa está en riesgo luego de la detención arbitraria del periodista Pablo Solís quien trabaja para Nuestro Diario

Autoría y edición

COMPARTE