3 mil familias q’eqchí contra una anomalía catastral decimonónica

COMPARTE

Créditos: autoridades q
Tiempo de lectura: 2 minutos
Foto: David Toro

Por David Toro

17 de enero 2019

El territorio q’eqchí en Lanquín, Alta Verapaz, fue inscrito legalmente por sus ancestros en el siglo XIX, pero el título de propiedad nunca se les entregó. Ahora exigen justicia para recuperar la tierra que les pertenece.

En 1879 Marcos Choc se dio a la tarea de inscribir legalmente ante el Registro de la Propiedad, a nombre del pueblo q’eqchi´, el territorio conocido como Elsiab, rico por su naturaleza. Los q’eqchí de antaño tuvieron que comprar esta tierra porque durante la colonia se las habían arrebatado. Sin embargo, el título de propiedad nunca se les entregó. En la actualidad, las autoridades de la comunidad encontraron en el Registro General de Centroamérica el documento que fundamenta que estas tierras les pertenecen. Gracias a ello exigen que el título original sea entregado en sus manos.

Alrededor de 20 autoridades ancestrales q’eqchi´ de Lanquín, viajaron durante largas horas este miércoles para participar en la vista pública del amparo interpuesto por el alcalde indígena, Crisanto Pop. La cita fue en el Juzgado décimo de Paz. Ni el Registro de la Propiedad ni el Ministerio Público asistieron a la vista, donde las autoridades ancestrales expusieron las razones por las que están en esta lucha legal por recuperar el título de propiedad de sus tierras.

La justicia ya escuchó los argumentos del alcalde Pop y del abogado defensor de las comunidades. Las autoridades ancestrales deben esperar a que el juzgado tome una decisión, resuelva y los notifique. En el caso ideal, el Registro de la Propiedad debe de entregar el título, para que más de 3 mil familias que habitan sus tierras en Lanquín puedan vivir en paz, sin temor a posibles desalojos o atentados contra la naturaleza —sustento de su modo de vida campesino.

Autoría y edición

Periodista y fotógrafo en Prensa Comunitaria

COMPARTE