Zury Ríos y Roberto Molina Barreto: el binomio simpatizante del genocidio

COMPARTE

Créditos: zurí3
Tiempo de lectura: 3 minutos
Fotografía: El Periódico

El domingo 2 de diciembre, fue proclamado el binomio presidencial del partido “Valor”. La hija de José Efraín Ríos Montt,  Zury Ríos Sosa, y Roberto Molina Barreto, exmagistrado de la Corte de Constitucionalidad que dejó sin efecto la sentencia en contra del expresidente genocida.

Por Stef Arreaga

04 de diciembre de 2018

En el acto de proclamación del binomio del partido Valor pisoteó la memoria de las casi dos mil personas ixiles asesinadas, los miles de desplazados de esta región, las viudas y huérfanos que dejó el gobierno genocida: un grupo de mujeres ixiles, simpatizantes de los asesinos de su propio pueblo —que aseguraron ser las representantes de la comunidad maya ixil— vistieron con el traje típico de la región a Zury Ríos, acompañadas del exalcalde de Nebaj, cuyo periodo administrativo estuvo marcado por la corrupción.

Roberto Molina Barreto, el abogado del bufete Molina Barreto y Asociados,  que por 10 años fue magistrado de la Corte de Constitucionalidad, periodo en el que ganó la fama del “magistrado del nepotismo” por beneficiar a familiares, militares y empresarios corruptos, especialmente en fallos que favorecían al expresidente Otto Pérez Molina, quien tiene un proceso penal por corrupción. En mayo del 2013 votó por la anulación de la sentencia en contra de la resolución del tribunal que condenó a 80 años de prisión a José Efraín Ríos Montt.  Sus cuatro hijos: Roberto, Myrna, Paula y Mónica (todos de apellido Molina Spillari), y su yerno, Julio Roberto Espígares, se han visto beneficiados con cargos públicos en donde han ostentado salarios exorbitantes y algunos se han visto envueltos en conflictos administrativos, según algunos medios que han investigado a esta familia.

Fotografía: Carlos Sebastián

Zury Ríos, de 50 años, en 1989 se unió al FRG. Exdiputada del Congreso por cuatro legislaturas consecutivas (1996-2012), en el 2003 encabezó el jueves negro, una manifestación violenta en donde se asesinó al periodista Héctor Fernando Ramírez y en donde incurrieron en al menos en 46 delitos. Posteriormente en el 2011 fue proclamada como candidata a la presidencia. En 2015 aspiraba a la candidatura con el partido del pastor Harold Caballeros, Visión con Valores (VIVA). [1]

Esta vez asegura que el suyo es el “partido del pueblo” y que tendrán “cero tolerancia con la corrupción” (misma frase utilizada en su tiempo por Jimmy Morales y Otto Pérez Molina).

Fotografía: Asies

Efraín Ríos Montt, presidente de facto,  de marzo de 1982 a agosto de 1983, que en 17 meses de gobierno diseñó, ejecutó y supervisó una política de tierra arrasada y contrainsurgente cuyo resultado, en los primeros  tres meses de su mandato, dejó al menos 10 mil personas muertas y, conforme los días avanzaban, la cifra incrementaba de forma inimaginable.

Con estas políticas de exterminio se desaparecieron miles de personas, se asesinaron bebés, estudiantes, mujeres, hombres, ancianos, jóvenes, niños y niñas de todo el país.   Exterminó poblaciones enteras: más de 400 comunidades indígenas fueron destruidas y se registraron al menos diez masacres cada mes, según la Comisión del Esclarecimiento Histórico (CEH).  Esta dictadura se intensificó en la Región Ixil, sobre todo en los municipios de Nebaj, Cotzal, Chajul,  y sus aldeas, que vieron el horror de teñirse de sangre la tierra: tortura, violencia y violaciones sexuales, al menos 5800 asesinatos macabros perpetrados, fueron algunas de las aberraciones que Ríos Montt destinó a la población ixil. [2]

El 10 de mayo del 2013 fue condenado a 80 años de prisión (50 por genocidio y 30 por delitos contra los deberes de humanidad de la población ixil). Diez días después, la Corte de Constitucionalidad, basándose en un tecnicismo, dejó sin efecto esta sentencia.  Este es el patrimonio de impunidad que Efraín Ríos Montt deja a su hija Zury.

[1] Hemeroteca Prensa Libre

[2] Comisión para el Esclarecimiento Histórico CEH, versión digital.

Autoría y edición

Investigadora, periodista y diseñadora gráfica.

COMPARTE