Usac: trabajadores temen que pagos atrasados no sean cumplidos, Consejo Superior Universitario pide paciencia

COMPARTE

Créditos: usac nota
Fotografía: David Toro

Por David Toro

7 de diciembre d 2018

La Universidad de San Carlos se encuentra buscando  salir de una crisis financiera. El Ministerio de Finanzas aún no ha resuelto el traslado de los Q400 millones que la Usac necesita para solventar pagos de salarios y aguinaldos, colaboradores de centros de investigación y algunos sindicatos temen que los adeudos no sean solventados, además siguen sin renovar contratos.

El 5 de diciembre las autoridades emitieron un comunicado para los trabajadores de la universidad, indicando que la Dirección General Financiera se encuentra gestionando el pago del 75% del aguinaldo y de los salarios pendientes pero sin especificar a qué áreas.

La mayoría de trabajadores temen denunciar la situación. Una fuente que prefirió mantenerse anónima (labora hace años para la universidad) declaró a Prensa Comunitaria, que se les adeudan salarios de tres meses e incluso no se ha realizado el proceso de renovación de contratos de muchos de sus compañeros y que aquellos que no están sindicalizados corren riesgo de ser despedidos.

La carta no específica a qué trabajadores se les efectuará estos pagos. Según el trabajador entrevistado, existe preferencia para las plazas fijas, pues este tipo de trabajadores podrían tomar medidas de acción si no se hace efectivo su pago.

Nuestra fuente asegura que en medio de las negociaciones de la mesa técnica en el Congreso, hay una constante lucha a lo interno de la universidad. Por ejemplo: uno de los muchos sindicatos de trabajadores optó por emplazarse, una acción que protege a los trabajadores de ser despedidos a la espera de que los adeudos sean cancelados.

Esto conlleva un riesgo, pues merma la economía y estabilidad emocional de los trabajadores que optan por estas medidas drásticas.

La enmienda aprobada no detendrá la crisis

Mientras tanto en la unidad financiera de la Usac, otra fuente asegura que actualmente se está trabajado fuertemente para realizar la famosa auditoria solicitada por el Congreso. A criterio de este conocedor de los números rojos de la universidad, esta no es de tipo forense, pues no se trata de búsqueda de anomalías por presunción de la existencia de delitos, se trata de una auditoria de integración de sueldo.

“A la Usac le dejaron los 1 mil 662 millones como presupuesto ordinario, prácticamente la misma cantidad del 2018. Yo estimo que vamos a estar en la misma situación sin fondos a mediados de octubre del 2019”, dijo nuestra fuente del área contable de la Usac.

El Sistema de Contabilidad Integrado (SICOIN) sí será incorporado según la fuente de Prensa Comunitaria, pero explica que es un proceso complejo y que este podría estar listo para mediados del 2019, no de manera inmediata, pero los procedimientos están encaminados.

Los centros regionales son los más afectados

La famosa auditoría que pidió el Congreso, está encaminada. Aún no se conoce con exactitud la cantidad de personas a las que se les adeuda, pero aseguran que el problema es mucho más grande en los centros regionales, donde hay docentes y trabajadores que no han recibido pago alguno desde el mes de abril.

Ante la situación incierta, muchos sindicatos de trabajadores se encuentran discutiendo acciones, en el área visible del problema. El rector Murphy Paiz tiene una junta más con el Ministro de Finanzas y los diputados de la mesa técnica acordada para el 17 de diciembre, el ministro Martínez debe llevar nueva propuesta para integrar a la USAC los Q200 millones pendientes de los 400 solicitados para cerrar el año.

Autoría y edición

Periodista y fotógrafo en Prensa Comunitaria

COMPARTE