Presencia militar en Santiago Atitlán causa molestia en pobladores

COMPARTE

Créditos: santiago p
Fotografía: EjércitoGT

Por David Toro

04 de diciembre de 2018

Soldados de la IV brigada de infantería del Ejército, fueron trasladados al Volcán Atitlán para construir  refugios de alpinistas. La presencia militar no fue bien recibida por los pobladores del municipio de Santiago Atitlán. Luego de la masacre cometida por el Ejército en este territorio en 1990, los pobladores lograron que se ordenara la salida del Ejército del municipio.

El Volcán Atitlán es uno de los tres que vigilan el lago homónimo en el departamento de Sololá.  Las faldas del volcán se encuentran en el municipio de Santiago Atitlán.

En este lugar se conmemoraron 28 años de la masacre del 2 de diciembre de 1990, donde 13 tzutujiles fallecieron a manos de una ametralladora del Ejército. El 6 de diciembre de ese mismo año, Vinicio Cerezo, entonces presidente, accedió al retiro de la presencia militar de la jurisdicción de Santiago, tal y como indica el siguiente decreto:

Por esta razón los pobladores no han recibido de buena manera que soldados se encuentren en el Volcán Atitlán construyendo refugios para turistas y montañistas. Según Diego Petzey, del Colectivo 13 Batz,[1] este es un trabajo que podrían realizar grupos comunitarios con apoyo de la municipalidad. Además considera que la presencia militar es una falta de respeto para los campesinos  que sufrieron durante la guerra.

El Ejército debe retirarse

Diego Sosof,[2] miembro del Consejo Municipal de Santiago Atitlán, confirmó para Prensa Comunitaria que el tema de la presencia militar en el volcán ya se encuentra siendo investigado y que se coordinaran las acciones necesarias para que los militares se retiren inmediatamente. “El Ejército por ningún motivo tiene derecho de ingresar al municipio o sus colindancias”, aseguró.

[1] Consultado Vía Telefónica

[2] Consultado Vía Telefónica

Autoría y edición

Periodista y fotógrafo en Prensa Comunitaria

COMPARTE