Créditos: 6 años
Tiempo de lectura: 3 minutos
Foto: Nelton Rivera

Consejo Editorial

21 de diciembre de 2018

La agencia de noticias Prensa Comunitaria Km. 169 es un esfuerzo impulsado por científicos sociales, periodistas comunitarios y activistas feministas desde el año 2012. Durante estos seis años hemos documentado e investigado las luchas y resistencias a través de distintas formas de movilización de los pueblos mayas, garífunas, xinkas y mestizos en todo el país. 

Desde este esfuerzo nos planteamos visibilizar las luchas de hombres y mujeres que día a día se organizan para enfrentarse a la corrupción, la impunidad y al modelo económico devastador que impera en Guatemala.

Son los pueblos como actores políticos quienes ponen sus voces y sus luchas en la opinión pública, toman en sus manos los medios y construyen la información con sus propias narrativas.

El trabajo no ha sido fácil, conlleva el compromiso de mantener las convicciones que nos planteamos desde el primer momento y seguir los pasos de los distintos proyectos de comunicación que nos han inspirado desde la comunicación alternativa.

Hacer el periodismo comunitario e indígena desde abajo, junto a los pueblos, comunidades y colectivos ha dado frutos: toda una articulación de periodistas en distintos territorios y de distintas naciones de los pueblos originarios, quienes —en su mayoría indígenas jóvenes— consolidaron uno de los equipos más grandes en este medio de comunicación alternativo. 

Tomamos el arte como otra forma de contar la historia y documentar la realidad y de escribir esa historia en presente: la muestra “Guatemala en MovimientoS” en el 2016; el proyecto museográfico El cuarto de las ausencias, un espacio que expone la desaparición forzada durante la guerra en Guatemala;  la campaña “Nos Duelen” y 56+1 que denuncia la masacre contra 56  niñas en el Hogar Virgen de la Asunción; la campaña por Marco Antonio y la justicia para la familia Molina Theissen, forman parte de nuestro quehacer desde las ciencias sociales, el periodismo, la memoria histórica, los feminismos y el arte.

Tomar la palabra y los medios de comunicación no ha sido tarea fácil. Defender la libertad de expresión y romper el cerco mediático también nos ha traído desgastes y consecuencias, varias han sido amenazas, ataques, agresiones y prisión política que nos ha tocado enfrentar en estos 6 años. Carlos Ernesto Choc periodista de El Estor Izabal sigue criminalizado y con una orden de aprensión vigente gracias a las acciones deshonestas de la empresa minera CGN.

Norma Sancir estuvo en prisión injustamente en 2014. Actualmente recibe amenazas e intimidaciones por su trabajo. Jerson Antonio Xitumul Morales fue criminalizado y encarcelado por culpa de la empresa CGN en Izabal.

Las constantes intimidaciones en contra de nuestros compañeros periodistas en San Mateo Ixtatán, Santa Eulalia, San Juan Ixcoy, Barillas y en el centro de Huehuetenango, el cierre ilegal de la radio comunitaria Snuq’ Jolom Konob’ y las agresiones de las que fuimos objeto por el alcalde municipal de Santa Eulalia en 2015.  Todos estos son un ejemplo de que los periodistas y científicos sociales en Guatemala siguen estando desprotegidos, una deuda que el Estado tiene con las y los periodistas que siguen ejerciendo sin un protocolo de protección a periodistas.

A pesar de eso, conmemoramos la alegría, la solidaridad de los pueblos y la energía de muchas personas que se con su esfuerzo todos los días siguen construyendo el periodismo comunitario.

Tenemos muchos retos y un largo camino por recorrer.

Autoría y edición

COMPARTE