La niña Jakelin Caal llegó repatriada a su hogar en San Antonio Secortes Raxruhá

COMPARTE

Créditos: photo_2018-12-24_14-58-59
Tiempo de lectura: 3 minutos

Por Rax Kok.

Diciembre fue uno de los meses más duros para la familia Caal, supieron de la detención de su nieta por la patrulla fronteriza en la frontera de Nuevo México el 6 de diciembre, luego tuvieron la mala noticia de su muerte estando detenida de forma inhumana en los Estados Unidos. La espera del cuerpo fue larga, sin ningún apoyo del Estado. Ahora la Navidad para la familia no será una celebración, este 24 de diciembre velan a su nieta y el 25 harán el funeral de la niña Jakelin, una niña migrante que buscó una mejor vida en ese país del norte.

El cuerpo de Jakelin Amei Rosmery Caal Maquín, llegó repatriada desde los Estados Unidos el día 23 de diciembre, luego de esperar 16 días, tras morir detenida por la policía migratoria de ese país. La familia Caal se prepara para el funeral el día martes 25 de diciembre, en este momento velan su cuerpo en la comunidad de San Antonio en Alta Verapaz.

Desde la madrugada la familia salió bajo la lluvia, rumbo al entronque del camino de San Antonio en dirección a la salida con Guatemala en Alta Verapaz, Jakelin fue trasladada desde el Aeropuerto Internacional La Aurora en la ciudad capital rumbo a este departamento. A las 5 de la mañana sus familiares la recibieron en el entronque de este camino.

El cementerio municipal queda a un kilómetro de distancia, para llegar hay que recorrer la carretera comunitaria que está en pésimas condiciones, la lluvia hace difícil el acceso por la intensidad del lodo en el camino.

Los comunitarios están trabajando en la remodelación del panteón en el cementerio, la caja en la que son trasladados sus restos es de adulto, lo que hace complicado el espacio para enterrarla.

Desde su detención en los Estados Unidos, la cancillería y el gobierno de Jimmy Morales guardo silencia, no velaron por sus derechos ni apoyaron a la familia después de la tragedia en manos de la policía migratoria, está crimen podría quedar en la impunidad.

Foto Rax Kok.
Foto Rax Kok.
Foto Rax Kok
Foto Rax Kok
Foto Rax Kok

Autoría y edición

Periodista comunitario, Maya Q'eqchi, investigador.

COMPARTE