Criminalización hacia las mujeres xincas y las debilidades de la justicia

COMPARTE

Créditos: tori2
Mujeres líderes xincas participaron en la presentación del estudio. (Foto David Toro)

Por David Toro

11 de diciembre de 2018

El sistema de justicia desconoce al pueblo xinca. Una nueva investigación busca contextualizar esta  problemática para que las autoridades judiciales tomen cartas en el asunto.

El pueblo xinca habita los departamentos de Santa Rosa, Jutiapa y Jalapa. La mujer  de este pueblo es la que más siente los efectos del  deficiente acceso a la justicia y la criminalización, según la investigación realizada por el Movimiento de Mujeres Indígenas Tz’ununja’.

Del 2012 para el 2017, 239 mujeres han sido criminalizadas; la mayoría detenidas ilegalmente, otras con denuncia judicial y algunas difamadas, han sufrido detenciones arbitrarias, indica el “Diagnóstico situacional de las mujeres Xinkas en el acceso a la justicia”,   presentado ante autoridades indígenas y entregada a autoridades del Organismo Judicial y del Ministerio Público, esperando que se tome en cuenta para mejorar la situación.

El Fiscal Pedro Baram recibió la investigación en nombre del MP (Foto David Toro)

La mujer xinca en la resistencia pacífica

Los xincas se encuentran en resistencia en contra de los proyectos mineros como la Minera San Rafael, que ha intentado establecerse de forma ilegal en su territorio. Durante un foro en la presentación de la investigación, Herbert Herrarte representante del Parlamento Xinca, puntualizó que la mujer de este pueblo muchas veces encabeza los movimientos comunitarios y se expone a ser criminalizada: “la mujer es clave en la lucha contra la minería. Han intentado ladinizar al pueblo Xinca para hacernos perder identidad y costumbres, pero en realidad el proyecto Minero San Rafael, lo que logró es que el movimiento xinca se unificara y restructurara para organizarse”.

La justicia y la emancipación de los pueblos

Esta investigación fue catalogada como un gran avance, pues es un recordatorio para que las autoridades judiciales actúen de acuerdo al marco legal y no según la pertenencia étnica de cada individuo, comentó el juez Santos Sacbochol, durante el foro de presentación.

“Invisibilizar a los pueblos es negar derechos humanos”

La investigación que realiza críticas y observaciones concretas de la baja y deficiente atención de las instituciones judiciales para las mujeres xincas, fue entregada a autoridades de la Fiscalía de Pueblos Indígenas del Ministerio Público, con la intención de que esta instancia busque mejorar la forma en la que se trata actualmente a la mujer indígena, resaltó Juana Sales, representante de Tz’ununija’: “Por medio de esta nueva investigación no estamos pidiendo un favor. Demandamos que el sistema judicial y el MP sean coherentes al aplicar la justicia, porque no estamos actualizados y se están negando derechos humanos”.

Autoría y edición

Periodista y fotógrafo en Prensa Comunitaria

COMPARTE