Santa María Tzejá: las comunidades afectadas por el mal estado de las carreteras ejercen presión

COMPARTE

Créditos: ixcán autoridades
Tiempo de lectura: 2 minutos

Texto y fotografías: Joel Pérez

6 de noviembre de 2018

En Ixcán los comunitarios están cansados de tanta mentira y corrupción. Acudieron a la municipalidad para solicitar la construcción de varias carreteras. Allí las autoridades les confirmaron que había presupuesto, pero luego, la gente se enteró de que el dinero había desaparecido. Los proyectos son inaugurados hasta tres veces, pero en realidad no se construyen.

Cansados de todo esto, el lunes 5 de noviembre los pobladores de las aldeas Santa María Tzejá, Santa María Dolores y San José La 20, fueron a buscar al alcalde municipal de Ixcán y parte de su concejo para que ellos mismos expliquen a la población por qué no se hicieron los proyectos.

Esta fue una medida de presión ante el incumplimiento del mantenimiento de la carretera vecinal en dichas comunidades. Por el momento están reunidos con el alcalde y su concejo en la aldea Santa María Tzejá.

La auxiliatura de Ixcán de la Procuraduría de los Derechos Humanos (PDH), solicitó un recurso de exhibición personal para constatar junto a la jueza Lesly Santa María, de ese municipio, que el alcalde y miembros del concejo municipal se encuentran bien. Las autoridades comunitarias habían ya garantizado la integridad de dichas personas.

En las imágenes se evidencia las condiciones en las que pasaron la noche los funcionarios municipales. La gente les garantizo un lugar adecuado para dormir.

Este martes 6 de noviembre, en la comunidad Santa María Tzejá, se realiza una asamblea comunitaria con la presencia de la PNC, PDH y COOPREDHE. En esta se pretenden plantear soluciones a esta problemática y esperan que el alcalde y el concejo municipal asuman su responsabilidad.

El alcalde Raúl Gutiérrez, presenta quebrantos de salud según indicó él mismo. Pero hasta el momento la asamblea transcurre con normalidad. Las autoridades comunitarias desmintieron la versión que algunos medios corporativos están dando; esta medida es un derecho que las comunidades tienen, luego de varios años de solicitar, enviar memoriales, pedir reuniones con el concejo y el alcalde, solicitudes todas desoídas.

“Nadie está reteniendo a nadie. El alcalde y su concejo municipal tienen la responsabilidad de visitar a las comunidades, atender sus demandas aunque sea una vez en la vida”, expresó uno de los vecinos.

 

Autoría y edición

Periodista comunitario y camarógrafo

COMPARTE