Presupuesto 2019: los rubros saludables para la corrupción

COMPARTE

Créditos: congreso hoy
Fotografía: Prensa Libre

Por David Toro

30 de noviembre de 2018

El presupuesto general de la nación para el 2019 fue aprobado esta semana en el Congreso, el peligroso y nefasto dictamen de la Comisión de Finanzas y Moneda presentado el 31 de octubre, logró filtrar “bolsones de corrupción”. A pesar de las enmiendas trabajadas en mesas técnicas durante noviembre y haber reducido los montos de estos rubros, se aprobaron saldos que pueden ser utilizados para la corrupción e intereses políticos a las cercanías de una nueva contienda electoral.

En septiembre el Congreso por medio de la Comisión de Finanzas y Moneda, recibió de parte del Ministerio de Finanzas el proyecto presupuestario para  2019, el cual, según Ricardo Barrientos[1] del Instituto Centroamericano de Estudios Fiscales (ICEFI),[2] el proyecto ya tenía muchas deficiencias. La “astucia” política de los diputados logró generar cambios que benefician exclusivamente intereses clientelares.

A pesar de que las mesas técnicas instauradas en el Congreso lograron realizar enmiendas para reducir los aumentos desproporcionados del Ejército o del Ministerio de Desarrollo Social (Mides) y  contrarrestar los recortes de castigo impuestos a la Universidad de San Carlos y al Ministerio Público, el analista Barrientos observa que las asignaciones anómalas más preocupantes aprobadas por el Congreso son:

  • Aumento al Mides

Para Barrientos, el aumento al Mides es una acción descarada. Se había dictaminado aumentar Q280 millones para la construcción de plantas de tratamiento de aguas residuales. Luego de las enmiendas y débitos quedó un monto de Q145 millones para este proyecto. “Estas plantas son necesarias, pero su construcción ha estado vinculada a casos de corrupción municipal”, indica el economista. Resalta que esto es anómalo pues se supone que las plantas serán construidas por el Mides, pero la coordinación estaría a cargo del Ministerio de Ambiente y Recursos Naturales, “el cual está dirigido por el cuestionado ministro Alfonso Alonso” indica Barrientos.

Para Los diputados Carlos Barreda, de la UNE, y Enrique Álvarez de Convergencia,[3] los aumentos al Mides eran preocupantes, pues esta entidad no había ejecutado ni el 40% de su presupuesto para el 2018 y esos incrementos tenían como finalidad ser empleados políticamente. Esto lo expusieron en el Foro de Análisis al presupuesto a inicios del mes de noviembre.

Ejército

La comisión de Finanzas había dictaminado otorgarle Q330 millones al Cuerpo de Ingenieros del Ministerio de la Defensa, para la construcción de carreteras durante el 2019, un monto bastante cuestionable como lo había advertido ICEFI.[4] Barrientos asegura que luego de los recortes que le hicieron al Ejército para integrarle a otras instituciones golpeadas, le quedaron Q105 millones. “Qué bueno que le recortaron, pero qué mal que no lo eliminaron totalmente: ese es un monto para los bolsones de corrupción”, afirma el analista.

El Congreso de la República a petición del Ministro de Defensa Luis Ralda, decidió aprobar un monto de Q100 millones para la compra de un buque de guerra.[5]

El Ministerio de Salud Pública y Asistencia Social

Otro de los llamados bolsones de la corrupción incluidos en el dictamen de la Comisión de Finanzas, se encontraba en las arcas de la Salud Pública. Barrientos: “Q150 millones destinados para que empresas vinculadas a ciertos diputados distritales de Quiché, Alta Verapaz y Santa Rosa, remozaran los Hospitales Nacionales de Ixcán, Cobán y Cuilapa”. Las enmiendas lograron que estos montos se redujeran a Q70 millones y se liberó para que aplique en todos los hospitales, sin embargo, para el experto de ICEFI, estos Q70 millones también quedan dentro de los referidos bolsones de corrupción.

La táctica política magistral de los diputados

Se desató el descontento social con las reducciones que castigarían a la Universidad de San Carlos, al gremio médico, al Organismo Judicial, al Ministerio Público, por tanto, los diputados en mesas técnicas decidieron reducir cifras de los “bolsones de corrupción” para reasignar presupuesto a estas entidades golpeadas y todos salieron felices. Esos bolsones no quedaron vacíos, al contrario, quedaron cantidades considerables para usarlo en fines aviesos.

Al consultar a Ricardo Barrientos sobre la postura que asumió la bancada de la UNE, oposición del partido de Gobierno FCN-Nación durante el periodo de discusión del presupuesto, refirió que, aunque fueron quienes encabezaron las mesas técnicas para realizar las enmiendas y los ajustes, no lograron impedir que muchos saldos fueran destinados para la corrupción. Los mostrados anteriormente son los principales de una serie de anomalías que se verán reflejadas en la ejecución presupuestaria del 2019.

[1] Entrevistado Vía Telefónica

[2] Icefi Presupuesto 15 Consideraciones: https://www.icefi.org/comunicados/icefi-planteo-al-congreso-15-correcciones-que-recomienda-considerar-como-condiciones

[3] Un presupuesto a la medida de intereses: https://prensacomunitaria.org/un-presupuesto-a-la-medida-de-los-intereses-politicos-del-pacto-de-corruptos/

[4] Icefi análisis dictamen favorable: https://www.icefi.org/comunicados/guatemala-dictamen-de-la-comision-de-finanzas-entre-otras-deficiencias-golpea-duramente

[5] Aprobación Buque de Guerra: https://prensacomunitaria.org/el-congreso-aprobo-q100-millones-para-que-el-ejercito-compre-un-buque-de-guerra/

Autoría y edición

Periodista y fotógrafo en Prensa Comunitaria

COMPARTE