Migración forzada, forma de sobrevivencia del pueblo garífuna

COMPARTE

Créditos: migra simon
Tiempo de lectura: 2 minutos
Fotografía: Simón Antonio

Por: Simón Antonio Ramón

23 de noviembre de 2018

Cada 26 de noviembre se conmemora el Día Nacional del Pueblo Garífuna, instituido desde 1996. Para este año, en dicha conmemoración, hombres y mujeres de este pueblo radicado en el departamento de Izabal, demandan al Estado de Guatemala inversión pública para disminuir los desplazamientos migratorios a la Ciudad de Guatemala y Estados Unidos, a la falta de empleo digno, salud, educación y otros derechos esenciales.

Ingrid Gamboa. Fotografía: Simón Antonio

“Se migra desde la comunidad a la Ciudad de Guatemala, Estados Unidos o Europa; la gente cuando va, ya no regresa, y eso desarticula nuestro poder como pueblo, causa estragos en la vida familiar, causa estragos en nuestra economía”, afirmó Ingrid Gamboa, de la organización Iseri Ibagari. “Si el Estado de Guatemala invirtiera, se disminuirían las razones de la migración”, puntualizó.

Denuncian que las estadísticas del Estado guatemalteco los reducen y los hace poco visibles. En el Censo de población del año 2002 se proyectó que 3 mil 500 personas se identifican como garífunas. No obstante, la organización Iseri Ibagari registra 250 mil garífunas guatemaltecos migrantes en Estados Unidos.

Gamboa indicó que la cultura del pueblo Garífuna fue declarada Patrimonio de la Humanidad por la Agencia de la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (Unesco).

El 26 de noviembre es una fecha que conmemora el pueblo garífuna y su historia, que recuerda la expulsión de sus ancestros de San Vicente por parte del imperio inglés, el 12 de abril de 1797. Fueron abandonados en la zona norte de Honduras y con el paso de los años se fueron desplazando por países de la región.

Fotografía: Simón Antonio

Autoría y edición

Periodista Maya Q'anjob'al

COMPARTE