Créditos: ico
Tiempo de lectura: 2 minutos
Mario Tut Ical. Fotografía: Enrique Cu.

Por Rax Kok

15 de noviembre de 2018

 Mario Tut Ico había violentado a Alejandra Ico Chub en repetidas ocasiones antes de asesinarla, también violentaba a sus hijos. Mientras la familia de Alejandra teme por su seguridad, Tut deberá enfrentar diversos procesos penales por violencia contra la mujer.

Tut Ico se hizo viral hace unas semanas luego de perpetrar el cobarde asesinato de su conviviente, Alejandra Ico Chub. La familia de la víctima asegura que Tut le había pegado con un trozo de madera en la cabeza a Alejandra y que en una ocasión intentó ahorcarla. La vida de Alejandra estuvo marcada por los constantes abusos de Tut. Siete días antes del asesinato, había castigado a su hijo de 7 años con varios latigazos por haberse tardado en regresar cuando lo mandó a comprar a la tienda; este hecho fue observado por la comunidad, pero no fue denunciado por nadie.

Alejandra era originaria de Telemán, Alta Verapaz. Desde los 14 años se mudó a la comunidad de Chisec donde fue criada por su hermano mayor Waldemar, junto con sus otras dos hermanas, Lucia y Elvira. Alejandra prácticamente no convivió con sus padres, ambos fallecieron cuando ella tenía apenas 3 años. La violencia desmedida de Tut dejó un vacío profundo en la familia de Alejandra, pues ahora, aparte de temer por represalias de la familia del femicida, deberán confortar y educar a los tres pequeños que han quedado sin madre.

Tut, el victimario, es originario de San Miguel el Limón, Chisec. Trabajaba en la productora de aceite de palma, “Palmas del Ixcán”. Según comunitarios de la localidad, la violencia aumentó desde la llegada de esta empresa. En el caso particular de Mario Tut, ya conocía la cárcel, fue detenido por haber agredido  con un machete a su exconviviente, Lilia Tiul, pero fue liberado, porque la señora decidió  desistir de la demanda, como pasa comúnmente en estos casos de violencia en Guatemala que finalizan con desenlaces fatales.

Los tres hermanos de Alejandra serán apoyados por la organización Mujeres Nuevo Horizonte, para seguir el procedimiento legal en contra del asesino de Alejandra, además también tendrán ayuda psicológica para enfrentar el dolor que representa este tipo de pérdidas.

Más de 500 mujeres asesinadas en 2018

Alejandra Ico fue enterrada en el cementerio municipal de San Miguel El Limón, en medio del dolor y acompañamiento de sus familiares y vecinos. Alejandra es parte de las más de 589 víctimas de muertes violentas en contra de mujeres que se registran durante el 2018, según la Coordinadora 25 de Noviembre.

Álbum del entierro de Alejandra Ico Chub

Autoría y edición

COMPARTE