Créditos: elizandro nota
Fotografía: Stef Arreaga

Por Redacción Prensa Comunitaria

22 de noviembre de 2018

A primera hora del 21 de noviembre, la Central de Organizaciones Indígenas Campesinas Ch’orti’ “Nuevo Día”, informó que encontraron sin vida a Elizandro Pérez, principal del Consejo Indígena Maya Ch’orti’, originario de La Prensa, municipio de Olopa, Chiquimula.

Elizandro vivía a 400 metros de la Cantera Los Manantiales, empresa minera que se dedica a la extracción de antimonio, con un permiso otorgado por el Ministerio de Energía y Minas (MEM) por 30 años, sin hacer previa consulta libre e informada al pueblo ch’orti’.

La problemática minera

La paz y tranquilidad de las comunidades chortíes terminó gracias a Incamin SA, una empresa creada en 2013 que extrae antimonio en Olopa y Esquipulas, municipios del departamento de Chiquimula.  La minera cuenta con un terreno privado de aproximadamente de 2 kilómetros cuadrados, llamado “Cantera los Manantiales”, donde se encuentran reservas de antimonio, unas 300 mil TM (toneladas métricas).  Esta empresa se presenta como “un proyecto multidisciplinario, con expertos en exploración y explotación minera, comprometidos a la preservación del medio ambiente.”  Lema que contradice los datos de poblaciones enteras con problemas de salud como consecuencia de este proyecto. La contaminación del agua y de los bosques es buen síntoma de eficientes extracciones de ese mineral y de saludables ganancias para las empresas que las llevan a cabo.

Las actividades mineras afectan específicamente a las comunidades La Prensa, Amatillo, Carrizal, Laguna de Cayur, El Cerrón, Paternito, La Cumbre, Piedra de Amolar, Tuticopote y Tituque. Sus pobladores aseguran que esta empresa no cumple con los requisitos estipulados por la legislación guatemalteca y los convenios internacionales, desarrollando así una sistemática violación de sus derechos; el Estado como sucede en otros casos de minería en el país, no hace nada al respecto. [1]

Elizandro Pérez, el principal del Concejo Indígena

El trabajo del líder comunitario, principal del Consejo Indígena Maya Ch’orti’ y miembro de la Central Campesina Ch’orti’ “Nuevo Día”, Elizandro Pérez, había sido exhaustivo. La lucha por el territorio y por la conservación de los recursos naturales lo llevó a dar una batalla legal y a organizarse con otros líderes para hacer frente a esta empresa que se encuentra trabajando con serios señalamientos e irregularidades.

Elizandro, de 36 años, fue víctima de amenazas de muerte y otro tipo de intimidaciones desde el año 2016. Las amenazas fueron más constantes en el último mes, por lo que las comunidades habían hecho las denuncias en el Ministerio Público. Asimismo, existieron varios intentos de detenerlo de forma ilegal. Los comunitarios y la organización denunciaron que de todo esto tienen responsabilidad los empleados de Incamin SA.

La madrugada del 21 de noviembre, Elizandro Pérez fue encontrado sin vida. A pesar del contexto de intimidaciones y amenazas, la comunidad nunca esperó esta máxima consecuencia.

Se tiene información que desde el día sábado 17 comenzó a recibir amenazas e intimidaciones más fuertes. Estos sucesos coincidieron con el ingreso de maquinaria a “Los Manantiales”.

Las autoridades ancestrales chortíes, los pobladores de las once comunidades, la Central Campesina Ch’orti’ “Nuevo Día” y su familia, esperan que todos los ataques que recibió no queden impunes.

[1] https://prensacomunitaria.org/antimonio-el-veneno-de-la-comunidad-chorti/

Autoría y edición

COMPARTE