Créditos: DSC_1599
Fotografìa David Toro.

Por David Toro

El presidente del Estado Plurinacional de Bolivia, Evo Morales, es ahora Doctor Honoris Causa de la Universidad de San Carlos de Guatemala (USAC), por su labor por la libertad y autodeterminación de los pueblos originarios. Durante su intervención envió un mensaje a la comunidad indígena de Guatemala, poniendo su Gobierno como ejemplo de que es posible pasar de las luchas sociales al poder y a gobernarse a sí mismos.

 

El auditorio Francisco Vela de la Facultad de Ingeniería de la USAC, llegó a su máxima capacidad a las 3:00pm. Estudiantes, representantes de comunidades indígenas, políticos, empresarios y población en general, acudieron al histórico acto de investidura de Doctor Honoris Causa que la máxima casa de estudios le otorgó al presidente de Bolivia, Evo Morales.

Evo recibió el doctorado en reconocimiento a su loable labor durante 12 años de gobierno. Como un “referente de la libertad” lo calificó el Rector Murphy Paiz durante su intervención. El “compañero Evo”, como pidió que lo llamaran, se mostró feliz durante la ceremonia, reía, hacia preguntas a los miembros del Consejo Superior Universitario que estaban a su lado y fue notable que la marimba infantil que amenizó el evento fue de su agrado.

Evo tomó la palabra y señaló que este reconocimiento no es para él, sino para el pueblo boliviano, por su lucha. Recordó con los presentes su larga vida como líder sindical del gremio de los cortadores de coca. Fue claro al señalar la importancia que tiene que los pueblos indígenas se involucren activamente en la política, tal y como él lo hizo con el llamado “Instrumento Político por la Soberanía de los Pueblos”.

Evo Morales: “Es importante la lucha sindical y social, pero debemos pasar a la participación política, es posible que los pueblos originarios lleguen a gobernarse a sí mismos”.

El compañero Evo cautivó a los presentes con anécdotas. Recordó una reunión de defensores de derechos humanos muchos años atrás en Quetzaltenango, antes de ser presidente, donde compartió con Rigoberta Menchú, quien estuvo presente en la investidura del mandatario boliviano en la USAC. Morales recordó que, en aquella reunión en el occidente de Guatemala, definieron una serie de acciones que los pueblos originarios deberían seguir para su libertad y, entre esos pasos, el final era llegar al poder. “Hermana Menchú, hoy puedo decirle que en Bolivia ya fue posible, ahora nosotros [indígenas] gobernamos”.

En su discurso recordó la importancia que la nacionalización de los recursos naturales ha tenido en Bolivia: “cuando llegamos al poder nos tenían con un Producto Interno Bruto debajo de los $13 mil millones, ahora hemos llegado hasta los $37 mil millones anuales”, resaltó con orgullo.

Evo representa la realidad de un pueblo boliviano que es la utopía de Guatemala, donde los pueblos originarios ocupen el lugar que se merecen, teniendo participación activa en las decisiones y en los frutos que producen las tierras.

Evo se fue de la USAC con el Honoris Causa en medio de vítores de “¡Viva Evo, viva Bolivia!”.

El mandatario boliviano permanecerá en Guatemala unos días más para participar este 16 de noviembre en la Cumbre Iberoamericana con mandatarios de más de 15 países en la Antigua Guatemala, evento que el Ministerio de Relaciones Exteriores realiza en medio de la convulsa situación que vive Guatemala.

Autoría y edición

Director de Investigación en | Web

Historiador y foto periodista, fundador de Prensa Comunitaria y miembro del equipo de investigación Green Blood y Colibrí Zurdo. Columnista en desInformémonos México #Periodismo #PrensaComunitaria #Investigación

COMPARTE