Créditos: esa

 Por redacción Prensa Comunitaria

15 de noviembre de 2018

En julio de 2018, el Consejo Superior Universitario, a propuesta del rector Murphy Paiz, nombró como director de la ESA al pintor Maugdo Vásquez y como secretaria a María Mercedes Ofelia Arce Arrivillaga.  Docentes y estudiantes han denunciado ante las autoridades universitarias y medios de comunicación, la irregularidad para nombrarles directivos de esta unidad académica, y ponen en duda las capacidades de los mismos para responder a las necesidades administrativas, docentes y estudiantiles.

ESA

La Escuela Superior de Arte, es una unidad académica de la Universidad de San Carlos de Guatemala, que inició actividades administrativas en el 2006 y académicas en el 2008. Su objetivo es la difusión y promoción de las artes como contribución al rescate de la memoria histórica a través de la innovación, investigación y producción de los artistas.

Fotografía: ESA

Los retos de la Escuela

Desde la fundación de esta unidad académica, se ha visto afectada en distintos aspectos, no sólo en cuanto cuestiones básicas como los procesos de elección de autoridades, sino que no cuentan con un espacio propio, lo que dificulta la unidad de los estudiantes, quienes se encuentran dispersos: reciben música en el conservatorio, visuales en escuela de artes plásticas y en el anexo reciben teatro y danza.

En cuanto al tema administrativo, las oficinas se encuentran en el Paraninfo Universitario, lo que dificulta el control de las asistencias, la comunicación de profesores con la administración, etcétera.

A criterio de los estudiantes, la movilización de ellos, de un lugar a otro  para recibir sus clases, a la larga afecta la identidad como estudiantado porque ni siquiera tienen un espacio que defender. También mencionan algunos obstáculos que han retrasado el egreso de esta casa de estudios, como la imposición inconsulta de créditos y un idioma secundario como requisitos para poder cerrar pensum.

Esto sumado al déficit de la unidad por la falta de presupuesto –un tema del cual todos han estado hablando pero poco se ha resuelto–, lo que genera como consecuencia varios salarios acumulados a docentes que suman más de Q. 600 mil quetzales adeudados.   Además de esta falta de pagos, se ha encontrado –recientemente- de forma interna, anomalías en el pago de contratos de los catedráticos.

La elección irregular de las autoridades de la ESA

El Reglamento de Elecciones de la USAC, en su Capítulo VIII – Elecciones de miembros de los órganos de dirección y Director de las Escuelas y Centros Universitarios, Artículo 51o. establece lo siguiente:

El Consejo Directivo que es el órgano decisorio, administrativo-docente, de la Escuela no facultativa o Centro Universitario se integra por el director, que lo preside, dos profesores titulares, electos por y entre los profesores titulares, dos estudiantes electos por y entre los estudiantes que satisfagan lo exigido por el artículo 11 de la Ley Orgánica de la Universidad de San Carlos de Guatemala, un representante de los graduados, electo por y entre los egresados a nivel de licenciatura de la Unidad Académica respectiva, y un secretario.

En julio de 2018, el Consejo Superior Universitario (CSU), a propuesta de terna por parte del rector Murphy Paiz, nombró como director de la ESA al pintor Maugdo Vásquez, quien había sido profesor interino y coordinador de la Licenciatura de Artes Visuales.

Esta decisión, volvió a romper con el proceso de democratización en el nombramiento de autoridades de la Escuela, al no tomar en cuenta las propuestas del sector estudiantil, de egresados y de profesores.

Una catedrática de la ESA indica: “dentro de la USAC hay varias escuelas que no eligen a sus directores, eso contraviene las leyes internas de la universidad, que tienen todo un sistema democrático.  Lo que ha dañado principalmente a la Escuela Superior de Arte, es que ponen puestos en dirección a personas que no tienen experiencia artística o que no tienen experiencia administrativa.  Si no tienen experiencia artística no saben por dónde abordar las necesidades específicas de cada licenciatura y,  en el caso de que no tengan experiencia administrativa, no saben cómo hacer para llevar a cabo la democratización de la escuela, que además es una escuela muy joven, entonces requiere muchas veces de acudir a la ley y pedir asesoría  para resolver necesidades propias de la unidad”.

Maugdo Vásquez, director de la ESA, expresó ante un medio televisivo que “los estudiantes ponen en duda la decisión del Consejo de Superior Universitario, porque sin documentación y sin investigar no pueden sólo decir por qué a alguien se le ocurrió la idea”.  María Mercedes Arce, secretaria de la escuela, dijo: “no hay un punto de acta del CSU, en donde diga que a partir de alguna fecha los estudiantes tendrán la prerrogativa de presentar candidatos, eso no quedó, por lo que eso es prerrogativa del rector”.

Las denuncias en contra de María Mercedes Arce Arrivillaga

Foto: Wikimedia Commons

El puesto de secretario académico, es un puesto cuya naturaleza es el trabajo de dirección que consiste en planificar, organizar, coordinar, dirigir, ejecutar y controlar las tareas administrativas, técnicas y docentes en dicha escuela. Las competencias necesarias son: comunicación eficaz, liderazgo, manejo de problemas, cooperación efectiva, delegar y supervisar y planificar.

Según algunos estudiantes, catedráticos y egresados de la unidad, este puesto fue asignado por medio de un proceso en el cual se dieron irregularidades, pues Arce no llena los requisitos anteriormente mencionados para optar al cargo, a pesar de ello participó para poder ser la secretaria de la escuela.

Los estudiantes han argumentado la falta de ética de Arce Arrivillaga, quien —mencionaron— fue juez y parte, dado que como miembro del Consejo Directivo siendo Representante de Egresados de la Escuela, debió presentar renuncia y no participar como directiva en la sesión en que se conoció la misma.

Según los estudiantes,  Arce tiene antecedentes por discriminación. Un claro ejemplo de ello, fue hacia un estudiante con discapacidad visual a quien se negó a dejarle entrar a una clase de maquillaje porque “no tenía sentido que ingresara”. Este caso lo conoció la Procuraduría de los Derechos Humanos, así como el caso de humillación pública hacia una estudiante quien en su tesis tenía una falta ortográfica; Arce le sacó una foto y la publicó en su cuenta de Facebook haciendo burla. La estudiante presentó una queja a las instancias superiores universitarias. También constan declaraciones de alumnos sobre que, en sus cátedras, hace chistes machistas, racistas y clasistas. Debido a estos acontecimientos, estudiantes presentaron un recurso de apelación y un grupo de catedráticos un Recurso de Impugnación a dicho nombramiento.  Cabe mencionar que Maugdo Vásquez, si bien ha escuchado las quejas en relación a Arce Arrivillaga, hasta el momento no ha hecho nada al respecto.  Los estudiantes esperan que en el mes de enero la mencionada no labore en el cargo que ostenta actualmente.

Luego de que se dieron estas irregularidades en cuanto a la selección y elección de la directiva de la Escuela, los estudiantes, profesores y profesionales se reunieron con Vásquez y Arce para hacerles ver las inconformidades de su elección. A pesar de ello, hasta el momento no ha habido cambios ni se han llegado a acuerdos relevantes para que esta situación se resuelva favorablemente.

Fotografía: ESA

Autoría y edición

COMPARTE