El odio y la discriminación se ensañan en contra de los migrantes. El caso de Mirian Yamileth Celaya

COMPARTE

Créditos: miriam nota
Fotografía: FB de Mirian Celaya

Mensajes de odio, intimidaciones, insultos, burlas y amenazas, son las que Mirian Celaya, una migrante hondureña, recibió por parte de miles de personas, después de quejarse de la comida que les estaban dando a los migrantes.  Hasta el momento, decenas de medios de comunicación han informado que Celaya se encuentra desaparecida. No obstante, Prensa Comunitaria ha descubierto nuevas noticias sobre su paradero.

Por Stef Arreaga

Mirian Celaya, una migrante hondureña, madre de Britany, una pequeña de 10 años sin capacidad auditiva, decidió emprender la ruta migrante junto a su pareja y miles de centroamericanos más, buscando el “sueño americano”, con el objetivo de poder obtener recursos económicos que le permitieran operar a su hija.

El caso de Mirian se hizo viral después de haber aparecido en un video para la cadena DW, en donde se queja de los frijoles que se les estaban dando. Lo que nadie sabe es que el periodista intentaba demostrar la necesidad de organización del albergue que la acoge –y publicó de forma irresponsable sólo una parte del video–  mientras ella hacía referencia a un niño a quien su madre (otra migrante) estaba obligando a comer frijoles.  Como sea, estas declaraciones detonaron una nueva ola de xenofobia; Celaya comenzó a recibir insultos, intimidaciones, burlas y peor aún, amenazas de muerte, a pesar de pedir disculpas públicamente al pueblo mexicano.

El diario Huffington Post difundió el sábado 24 de este mes, la noticia de la desaparición de Celaya y las declaraciones de la hermana Mirna, preocupada por su paradero, ya que no se había comunicado con ella como diariamente lo hacía. Hasta el momento varios medios siguen afirmando que Celaya se encuentra desaparecida y que posiblemente esas amenazas de muerte se habían llevado a cabo por grupos de odio antimigrantes.

Desenlace inesperado

Por medio del periodista Aitor Sáez, de la cadena DW, supimos que Mirian se entregó de forma voluntaria a las autoridades migratorias en la garita de Otay, frontera con Estados Unidos, después del acoso y violencia psicológica y verbal a la que estuvo sometida en redes sociales, lugareños y otros migrantes.  El periodista Sáez informó a la cadena DW que se comunicó con un alto cargo de Migración, quien informó que Celaya se encuentra segura en un albergue y que han activado un protocolo de seguridad que impide que tengan información sobre su paradero para evitar cualquier otro ataque en su contra.  Se sabe, además, que la hermana de Mirian ya se encuentra nuevamente en contacto con ella, sin embargo, esta información no ha sido corroborada por este medio.

Fotografía: FB de Mirian Celaya

Autoría y edición

Investigadora, periodista y diseñadora gráfica.

COMPARTE