Créditos: Cuba Si
Tiempo de lectura: 2 minutos

Por Stef Arreaga

 27 de noviembre de 2018

Este domingo al menos 500 migrantes, en su mayoría hondureños, intentaron cruzar la frontera entre México y Guatemala. Se toparon antes con un muro de personas xenófobas que han pedido en varias manifestaciones el retiro inmediato de los migrantes que buscan sobrevivir en busca de un futuro mejor.

Unos 500 migrantes de la primera caravana que salió de Honduras hace poco más de un mes y que han recorrido 4,500 kilómetros, intentaron el domingo 25 de noviembre cruzar el muro estadounidense, haciendo presión en masa, queriendo llegar a El Chaparral, punto entre la frontera entre México y Estados Unidos. Sobre el puente que llega a migración la Policía Federal impidió el paso.  Al percatarse del bloqueo, cientos de personas intentaron pasar la frontera por debajo del puente y otros rompiendo un cordón policial que les esperaba en el lugar.

Fotografía: Cuba Si

En ese momento helicópteros de la patrulla fronteriza de USA comenzaron a lanzar bombas de gases lacrimógenos y balas de goma al lado de México para hacer que el grupo de inmigrantes retrocediera e impedir el paso. Muchos de quienes lograron cruzar inmediatamente fueron arrestados, se tiene un número preliminar de 500 personas a las que retornarán a sus países en las próximas semanas, otros al ver esta situación decidieron regresar del lado de México en el desconsuelo de la derrota.

Fotografía: Animal político

El muro de tijuanenses

La caravana de migrantes no solamente se ha topado con el muro divisorio entre los Estados Unidos y México; también ha enfrentado la xenofobia de una manifestación de tijuanenses que protestan contra la presencia de los migrantes centroamericanos que comenzaron a llegar a la ciudad desde hace poco más de una semana. Los manifestantes xenófobos se dirigían al albergue Benito Juárez de Tijuana en donde se les está dando abrigo, techo y alimento a por lo menos 2 mil migrantes, para mostrar su repudio, pero no pudieron llegar hasta el punto, ya que un grupo de policías impidió que la manifestación avanzara.

También se concentraron en el centro de esta ciudad para manifestar su descontento gritando consignas como “¡primero nuestros pobres!”, “¡basta de migración descontrolada!”, “¡migrantes sí, invasores no!”. También se les ha gritado en la calle que son parte de la Mara Salvatrucha y que son secuestradores.

Prensa Comunitaria entrevistó a un abogado tijuanense sobre la situación en el área; refiere que los albergues se encuentran en las afueras de la ciudad de Tijuana. No se ha visto a mucha gente migrante transitar por el centro, ya que casi todos se han concentrado en el albergue debido a las intimidaciones ya mencionadas.

Autoría y edición

Investigadora, periodista y diseñadora gráfica.

COMPARTE