Créditos: Prensa Comunitaria Km. 160, año 2018.San Mateo Ixtatán, Huehuetenango.
Tiempo de lectura: 3 minutos
San Mateo Ixtatán, Huehuetenango. Fotografía: Prensa Comunitaria

Por Jorge Santos*

19 de noviembre de 2018

Recientemente ha salido a luz, de manera clara la perversa estrategia para mentir, difamar, criminalizar y violentar a las comunidades y miembros de la Resistencia Pacífica contra la instalación de un proyecto hidroeléctrico en la Microrregión de Ixquisis, San Mateo Ixtatán. Toda esta vileza en contra de comunitarios, defensores y defensoras de derechos humanos, es con el objetivo de imponer a sangre y fuego un proyecto empresarial que nace producto de la corrupción, omitir procedimientos exigidos por la legislación nacional y en ausencia total de la realización de la Consulta a los Pueblos que habitan dichos territorios.

Recuerde que el problema no es la producción de energía renovable, es más esta forma de producir energía resulta beneficioso para la humanidad, lo que sí es deplorable y macabro es que detrás de este supuesto beneficio se afecte y violente derechos humanos, es decir que en la lógica detrás de la producción de energía esté nomás el beneficio privado, en detrimento de las comunidades y el saqueo de bienes naturales que han sido resguardados por los habitantes del lugar. Para Guatemala, la instalación de hidroeléctricas no es reciente, existen varios ejemplos que nos dan una clara muestra de dos lógicas bajo las cuales se pueden realizar, una ideada a la luz del Gobierno de la Revolución donde la implementación del proyecto Jurún Marinalá pretendía romper con el monopolio de la generación de la energía eléctrica y en beneficio de la población y otra como la construcción de la hidroeléctrica Chixoy que implicó graves violaciones a derechos humanos y ningún beneficio para las comunidades.

Al final el Estado optó por la segunda versión y está empecinado a imponer un proyecto que se gestó a espaldas de la población, sin consulta, generando rompimiento del tejido social y violencia en las comunidades. Sin embargo lo que más sorprende, es que en aras de imponer la hidroeléctrica se realiza una falaz mesa de diálogo, donde actores centrales no participaron y bajo engaño se pretende dar impulso al proyecto que se fundamenta en graves omisiones legales, corrupción y en ausencia de consulta. Los actores que participaron en la misma, no son más que el vivo reflejo de la podredumbre del Pacto de Corruptos. Este diálogo liderado por un exconvicto que purgó cárcel por violencia sexual contra una niña bajo su protección y bajo el amparo de una iglesia cada vez más alejada de la opción preferencial por los pobres y una elección deliberada de apoyar corruptos, impunes y asesinos.

Es más el Ministerio Público tiene la obligación de investigar los hechos de violencia ocurridos en la Microrregión y no descartar la posibilidad de que estos se gesten al amparo de una colusión entre la empresa, la PNC y dos empresas dedicadas supuestamente a la resolución de conflictos lideradas por el exconvicto. Ya que así, aunque el propósito podría ser noble, la producción de energía renovable, puede ser tan sólo el camino hacia el infierno.

* [email protected]

Defensor de derechos humanos, amante de la vida, las esperanzas y las utopías, lo cual me ha llevado a trabajar por otra Guatemala, en organizaciones estudiantiles, campesinas, de víctimas del Conflicto Armado Interno y de protección a defensoras y defensores de derechos humanos. Creo fielmente, al igual que Otto René Castillo, en que hermosa encuentra la vida, quien la construye hermosa.

Fuente: https://lahora.gt/de-energia-renovable-esta-empedrado-el-camino-hacia-el-infierno/

Autoría y edición

COMPARTE