36 años después,  13 personas masacradas por el ejército de Guatemala, recibirán un entierro digno

COMPARTE

Créditos: Aroldo Mateo
Tiempo de lectura: 3 minutos

 

Los militares agarraron a patadas y a palos a la familia, sacaron a algunos a culatazos.  Ellos no eran guerrilleros, algunos los acusaban de eso, pero no era así.   Yo miraba a los abuelitos cuando los mataron, los ahorcaron y los tiraron. A ese entonces yo tenía 10 años, fue el 22 de febrero de 1983.  Mi abuelita estaba en la casa haciendo oficio cuando llegaron a sacarla los militares.

(Testimonio de José Pérez Ramírez, nieto de Fabiana López)

  Texto: Stef Arreaga

Entrevistas: Aroldo Mateo

29 de noviembre de 2018

El 8 de marzo del 2013, por medio de la Fundación de Antropología Forense de Guatemala (FAFG), 13 osamentas fueron exhumadas en un cementerio clandestino en el caserío La Hamaca de la aldea La Vega de San Miguel, del municipio de San Idelfonso Ixtahuacán, Huehuetenango.  Según entrevistas, miembros del Ejército de Guatemala y de las Patrullas de Autodefensa Civil (PAC) secuestraron y masacraron a un grupo de personas civiles el 22 de febrero de 1983 –corría el gobierno del General Efraín Ríos Montt–, de las cuales se presume que 11 de las víctimas son de sexo masculino y dos de sexo femenino, todas del grupo étnico maya mam.

Fotografía: Aroldo Mateo

Las cuatro víctimas identificadas por ADN son:  José Ortiz Pérez, Alonso Domingo Andrés, Alonso Díaz Felipe y Fabiana López. Sus restos han sido entregados por medio del Ministerio Público a los familiares, para que puedan velarles y posteriormente darles una sepultura digna, casi 36 años después. No fue posible identificar a las víctimas restantes por lo que serán marcadas con códigos de la Fafg y serán inhumadas el 29 de noviembre del 2018 en el cementerio de la localidad.

Queremos llevar a nuestra casa y darle una sepultura.  Yo era pequeño, tenía 4 años cuando fue la masacre del 83. Los llevaron los soldados cerca del río donde los mataron y los enterraron.  Ya después que llegó la exhumación que sacaron sus restos hace 5 años y hoy por fin, los estamos recibiendo.

Lorenzo Ortega.

Según declaraciones de Antonio Mendoza, coordinador de Oxlajuj Ajpop, los cuerpos fueron localizados en el cementerio clandestino a orillas del río de La Vega, en San Miguel Ixtahuacán. Afirma que los cuerpos que no se han podido identificar perdieron su perfil por la humedad excesiva del terreno en donde fueron enterrados.

Fotografía: Aroldo Mateo

El Consejo Nacional de las Comunidades para el Desarrollo Integral de Guatemala (Concodig) exigió, por medio de un comunicado, la aplicación de la justicia y el castigo para los responsables intelectuales y materiales de esta masacre y las violaciones de los derechos humanos cometidos en contra de la población civil. Piden que esto no quede en impunidad.  En este comunicado recalcan que después de la firma de la paz en diciembre de 1996,  el Programa Nacional de Resarcimiento (PNR) no ha dado prioridad a las exhumaciones e inhumaciones —como fue acordado— lo cual es un derecho de las familias sobrevivientes de la guerra.

Fotografía: Aroldo Mateo

Otras masacres

Antonio Mendoza, también nos comentó que, aparte de esta masacre, se han hallado otros casos. El día 11 de diciembre, la FAFG entregará otros dos cuerpos. Está pendiente otra exhumación de unas 60 personas que se encontraron en el destacamento de San Rafael la Independencia, Huehuetenango.

Fotografía: Aroldo Mateo

Autoría y edición

Investigadora, periodista y diseñadora gráfica.

COMPARTE