Tres claves para entender la crisis política y el problema de fondo que pasa desapercibido

COMPARTE

Créditos: Prensa Comunitaria Km. 169
Tiempo de lectura: 3 minutos
Fotografía: Prensa Comunitaria Km. 169

Por David Toro

La crisis actual que se vive en Guatemala tiene diferentes matices que quizá han pasado desapercibidos o simplemente observados por encima, estos son los puntos relevantes y el problema de fondo que la organización social no ha enfatizado. Entender esto puede ser como “poner el dedo en la llaga” del problema real que sobrepasa el papel o importancia del comisionado Iván Velásquez y su regreso al país.

  1. Una posible fisura entre Jimmy y el Ejército

El pasado viernes 28 de septiembre, a las 5:30pm, el Ministerio de la Defensa hizo público que acatará la resolución de la CC, luego de que este órgano rechazara las impugnaciones que el gobierno realizó al amparo que ordena no prohibir el ingreso del comisionado de Cicig, Iván Velásquez, a Guatemala.

Para el analista político Carlos Bezares, esta manifestación del Ministerio de la Defensa, es una fisura importante para los intereses de Morales, porque si el Ejército acata lo resuelto por la Corte de Constitucionalidad, prácticamente se está apartando del desacato y oposición anticonstitucional que el Ejecutivo ha planteado como estrategia política.

Para Bezares, Jimmy Morales asistió el pasado lunes a Mariscal Zavala para buscar reafirmar nuevamente el apoyo de las fuerzas castrenses.

“Si el Ejército respeta todo lo que dictamine la CC, tenemos garantizado que el abuso de poder de Jimmy ya no podrá dar para más. De esa fisura tan grande que ocurrió el viernes, ninguna de las cuentas de los voceros de Estado se pronunció y el movimiento social no vio esta oportunidad”, asegura Carlos Bezares.

  1. Un Ministerio Público pasivo

La fiscal general del ente investigador, Consuelo Porras, “se ha mantenido pasiva, no tiene interés en cumplir su mandato” asegura el presidente de la Comisión Internacional de Juristas, Ramón Cadena.

El MP tendría en sus manos iniciar las diligencias penales correspondientes para proceder en contra de Jimmy y su gobierno, por las acciones que encaminaron a Guatemala a esta crisis. Sin embargo, su postura fue esperar a que la Corte de Constitucionalidad, “certifique lo conducente” para poder actuar.

Ramón Cadena presenció la audiencia que sostuvo, a puerta cerrada, el Estado de Guatemala con la Corte Interamericana de Derechos Humanos (CIDH). Asegura que la postura que la representación del Estado mostró en dicha reunión fue clara en mostrar que no dejarán entrar a Iván Velásquez al país. Esto se puede considerar un motivo más para ratificar el desacato que Jimmy y su gobierno están cometiendo. “En este momento la CC y el MP son claves para resolver este impase en el que nos encontramos”, señala el jurista.

  1. ¿Jimmy es respaldado internacionalmente?

Existen criterios divididos en el plano internacional sobre Guatemala en estos momentos. Por una parte, el apoyo que hace sentir con posibilidades de acción a Jimmy Morales, viene de parte de la postura de la embajadora de Estados Unidos en Naciones Unidas, Nikki Haley y del propio Donald Trump.

Sin embargo, las declaraciones de Morales la semana pasada ante la asamblea general de la ONU y sus acciones internas en Guatemala, podrían tener repercusión directa en el apoyo económico internacional que recibe el país, según Carlos Bezares.

El problema de fondo en el olvido

Se ha realizado un desgaste enorme tanto de parte del gobierno durante más de 1 año por sacar a la Cicig de Guatemala, como de las organizaciones sociales por velar porque el denominado “pacto de corruptos” no cumpla sus cometidos. Se olvida que la Cicig solamente es parte de una acción reactiva para el problema de la corrupción, pero aún poco o nada se realiza como acción preventiva.

“Si revisamos los ministerios, los grados de ejecución son mínimos. Jimmy se vive quejando por los candados presupuestarios, pero la ejecución de su gobierno está en cero, las carreteras están hechas pedazos, en realidad todo el gobierno no es funcional y esto es algo que el movimiento social no ha sabido aprovechar”, comenta Carlos Bezares, quien invita a mirar hacia los problemas de fondo.

Autoría y edición

Periodista y fotógrafo en Prensa Comunitaria

COMPARTE