No es lo mismo el cielo de los pobres y el de los ricos

COMPARTE

Créditos: telam.com.ar
Tiempo de lectura: < 1 minuto

Por Camilo Villatoro

Más evidencia irrefutable de la lucha de clases. En el de los pobres hay nubes, piñatas mexicanas, degradaciones de la aurora en tonos radioactivos, angélicos nenes cantan the best of Marco Antonio Solís; mareros conversos construyen castillos y sastres cantantes cosen ya sólo por amor al arte, muy lejos de las zonas francas.

Fotografía telam.com.ar

En notable obediencia a la Ley Orgánica de Asuntos Paradisíacos, artículo 169, inciso “a”, que estable «más fácil que un camello entre por el ojo de una aguja, que el que un rico entre en el Reino de los Cielos», el de los ricos se parece mucho al infierno, o sea, toda infraestructura suficientemente ad hoc para recibir a la gente próspera tipo Cash Luna.

Autoría y edición

COMPARTE