Muertes infantiles en Purulhá revelan condiciones de ignominia en el campo

COMPARTE

Créditos: Rony Morales.
Tiempo de lectura: 2 minutos

Por Rony Morales

El viernes 12 de octubre fallecieron en el municipio de Purulhá, Baja Verapaz, tras consumir frutos silvestres altamente tóxicos, Vilma Ac, de 10 años, y Sergio Ac, de 12 años, dos hermanitos pertenecientes al pueblo maya q’eqchi’.

Ambos hermanitos acompañaban a sus familiares a cortar leña, cuando se adentraron a la montaña y por falta de alimentos consumieron estos frutos tóxicos. Al regreso a sus viviendas, a eso de las 5pm, se empezaron a sentir mal. Los padres solicitaron ayuda. Vilma murió mientras buscaban ayuda, mientras que Sergio murió al entrar a la sala de emergencias del puesto de salud.

Vilma y Sergio Ac participaban en los programas sociales de lectura de la Biblioteca “Bernardo Lemus” de Purulhá. Encargados de dicha biblioteca solicitan colaboración a las personas de buen corazón para que apoyen a los familiares, debido a que son de escasos recursos.

Para poder ayudar puede escribir por medio de un mensaje a la página de Facebook “Biblioteca Bernardo Lemus” y obtener más información.

Falta de sistema de seguridad y soberanía alimentaria

Los focos más duros de pobreza e inseguridad alimentaria en la región se encuentran en las áreas rurales. Lamentablemente, en el mercado de trabajo rural en América Latina y el Caribe, especialmente en países como Guatemala, predomina el trabajo informal y de carácter temporal, sin protección social.

Reforzar la institucionalidad laboral es una de las claves para reducir pobreza y mejorar la distribución de los ingresos en las áreas rurales.

Aunque en la Conferencia Mundial de la Alimentación de la FAO se declaró la agricultura familiar como un método para minimizar la desnutrición en los objetivos del milenio (ODM), estos no llegan a municipios como Purulhá, ya que al Estado no le interesa un desarrollo sustentable para los jóvenes, mujeres, niños y niñas, al menos de estas áreas…

Autoría y edición

Periodista de Alta Verapaz

COMPARTE