Créditos: david aeu2

Texto y fotografías David Toro

La Asociación de Estudiantes Universitarios “Oliverio Castañeda de León” (AEU), tiene nuevos matices. Desde hace poco más de un año, la Asociación fue recuperada de forma democrática, luego de 17 años de mantenerse cooptada. La actual secretaria general, Lenina García, asegura que una de las convicciones de este secretariado renovado es llevar la igualdad de género a la práctica.

EL hecho de que sea una mujer la que esté al frente de esta importante asociación universitaria, es un logro de las luchas feministas. Antes de Lenina, ninguna mujer había sido electa  para dirigir la AEU. En 1978 asesinaron a Oliverio Castañeda De León secretario general, después asumió este cargo Antonio Ciani, quien fue desaparecido al poco tiempo. Entonces fue Iduvina Hernández quien asumió la dirigencia máxima desde mayo de 1979 hasta noviembre, cuando se entrega el cargo. El grupo político que dirigía la AEU era Frente.

El grupo de Lenina tienen una coincidencia histórica, también se llama Frente, decidió participar en las elecciones para recuperar la AEU “se tenía claro que tenía que ser una mujer la que estuviera al frente de la planilla, aunque aún no se mencionaba mi nombre”, asegura Lenina.

En la actualidad, la sede de la AEU dentro de la ciudad universitaria es un lugar lleno de color, existe armonía y trabajo en equipo. Poder mejorar el ambiente interno y que esto se refleje hacia el exterior es un logro de los miembros de esta asociación. Según explican integrantes del secretariado, durante el tiempo en el que la AEU se mantuvo secuestrada, la sede era otra de las tantas sucursales del hampa guatemalteco.

Cambios de forma y de fondo

Como secretaria general, Lenina García es el rostro visible de la AEU. Si lo vemos como un gran árbol, comprendemos que Lenina puede ser el tronco, pero en el resto de su estructura no es la única mujer, en sus raíces, ramas, hojas, flores y frutos hay muchas mujeres más. Hay paridad en la dirección de las comisiones de trabajo que conforman el secretariado. Ocho mujeres y nueve hombres conforman el proyecto.

Además tienen una secretaría de género, ya que es vital apoyar a las mujeres dentro de la universidad, que entre otras cosas se encarga de dar seguimiento a los casos de acoso sexual que se registran dentro de la universidad.

El hecho de que que haya mujeres que tengan la conducción y un papel protagónico genera reacciones machistas: “que nosotras estemos participando, que yo este al frente, quiere decir que las amenazas son más grandes, la intimidación, burlas y ataques son fuertes, nos ha tocado generar condiciones para que el ejercicio político no sea tan difícil”, cuenta García al finalizar una sesión extraordinaria con presidentes de asociaciones estudiantiles de 10 diferentes facultades y escuelas de la universidad.

La fuerza feminista crece

Lenina comenta que luego de su llegada a la Secretaría General de AEU y de su intervención al frente de la participación política de la asociación, han recibido apoyo de muchas mujeres que estudian o trabajan dentro de la universidad, pues se sienten representadas.

La participación de mujeres en actividades políticas de la universidad no se limita únicamente a la AEU. Lenina asegura que actualmente hay muchas mujeres presidiendo las asociaciones de estudiantes de varias unidades académicas. Por ejemplo, agronomía que es una de las facultades con mayor incidencia en la acción social y política de USAC, actualmente es dirigida por una chica.

La nueva AEU

  • El secretariado de la AEU está conformado por gente muy joven y activa académicamente, la mayoría son menores de 26 años.
  • La imagen violenta y delincuencial de la AEU de los últimos 17 años, se ha borrado del imaginario sancarlista. La AEU actual ha recuperado las formas de lucha propias del esutudiantado de la Universidad.

Y lo más importante: el secretariado piensa a largo plazo las transformaciones  que requieren la universidad y el movimiento estudiantil. No han pensado únicamente en los dos años en los que estarán al frente de AEU. El plan que elaboraron bajo distintos ejes —académico, político, comunicacional y de fortalecimiento institucional—, prevé que los cambios se lleven  a cabo en beneficio de la población estudiantil durante los próximos cinco años.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Autoría y edición

Periodista y fotógrafo en Prensa Comunitaria

COMPARTE