Créditos: Conferencia de prensa de las autoridades indígenas de Santa Maria Xalapán.
Tiempo de lectura: 2 minutos

Por David Toro

La madrugada de este miércoles,los hermanos, Benedicto y Arnoldo Hernández quienes se dedicaban a la agricultura, fueron asesinados en la Aldea La Gracia, en Santa María Xalapán, departamento de Jalapa, cuando se disponían a iniciar sus labores. Ambos representan nuevas víctimas del reincidente y antiguo conflicto agrario que aqueja a la comunidad xinca, pues sus tierras han sido tomadas por finqueros desde hace muchos años, aunque existen mesas de dialogo e “intervención” de las autoridades, los ataques siguen siendo una constante.

La Junta Directiva de la Comunidad Indígena xinka, lamentó el asesinato de estos dos hermanos y han responsabilizado al Estado de lo sucedido, “la Secretaría de Asuntos Agrarios, ha postergado reuniones que se tenían contempladas en gobernación” aseguró uno de los miembros.

La comunidad indígena de Santa María Xalapán, se encuentra indignada por el asesinato de los hermanos Hernández, además hicieron ver que de parte de las autoridades no existe voluntad para resolver el conflicto, pues las mesas técnicas de diálogo se encuentran varadas, en teoría en ellas deben participar: el pueblo xinka y  la Asociación de propietarios de tierras de Jalapa (Asprotij)

Conferencia de prensa de las autoridades indígenas de Santa Maria Xalapán.

Las amenazas son constantes

Los representantes de la comunidad indígena de Santa María Xalapán, indicaron que los pobladores han sufrido de amenazas y han sido blanco de atentados, debido al conflicto agrario, por la “Finca 3330”, que está conformada por 2332 caballerías y es la que se encuentra en disputa.

Nicolás García Jerónimo, representante legal de la Directiva de la Comunidad Xinka de Santa María Xalapán, se pronunció luego del lamentable asesinato, indicando que los asesinados laboraban dentro del Cantón Las Marías, tierras que se encuentran dentro dela finca mencionada, recalcó que si ellos y los finqueros firmaron los acuerdos “es para respetarnos unos a otros, pero como se ha irrespetado, es momento de que el sector justicia, aplique la ley y poner tras las rejas a los responsables”.

Autoría y edición

Periodista y fotógrafo en Prensa Comunitaria

COMPARTE