Créditos: índice
Fotografía Sandra Cuffe.

Por: Xarxa Radios Lliures / RADIO MALVA

Durante los días 23 al 28 de Septiembre, se ha desarrollado en la población de Chimaltenago(Guatemala), el VII Encuentro Internacional de Escuelas Indígenas de Formación Política. A ella acudieron representantes de organizaciones indígenas de Bolivia, Ecuador y Colombia, junto a los de pueblos originarios de Guatemala; también hubieron participantes de la solidaridad internacional de Euskadi, Catalunya, País Valencià y Madrid.

Durante una semana, se ha reflexionado “en torno a los procesos de criminalización, agudizados en los últimos años en Abya Yala contra los Pueblos Originarios, afrodescendientes, campesinos y mujeres”; enfatizando en la represión que sufren de manera cotidiana sus líderes y lideresas.

De una manera especial se ha querido denunciar, el caso del pueblo Kaqchikel de San Juan de Sacatepéquez. Las integrantes del encuentro, acompañaron una multitudinaria marcha de protesta, que realizaron las doce comunidades kaqchiqueles, hasta las puertas de la cementera en construcción de la empresa nacional Cementos Progreso, “propiedad de la familia Novella, una de las ocho más ricas y poderosas del país”.

Los encuentros concluyeron con una rueda de prensa realizada en la Ciudad de Guatemala, donde además de lo antes expuesto, quisieron sumar el proceso de reflexión y análisis de esta escuela de formación política indígena, a “las denuncias y movilizaciones emprendidas, para enfrentar el ‘Pacto de Corruptos’, integrado por gran parte de las instituciones y clase política, económica y militar de este Estado”.

En el comunicado trasladado a los medios, concluyeron sumándose a “la demanda por el respeto y mantenimiento del mandato de la CICIG(Comisión Internacional contra la Impunidad en Guatemala), que en estos últimos doce años ha trastocado las estructuras del poder de la oligarquía económica, política y militar en Guatemala”.

Escuche aquí el reportaje:

Escuela Indígena de Formación Política de Guatemala-Comunicado.

Autoría y edición

COMPARTE