Delirios y fantasías de un enfermo de poder

COMPARTE

Créditos: jimmy p
Tiempo de lectura: 6 minutos

Por David Toro

Aparece en reuniones, conferencias de prensa, asambleas y demás actos públicos con ojeras de panda. Sufre de incontinencia mitómana: mentiras absurdas que sostienen el núcleo de sus discursos; disparates, escaso interés por afrontar la realidad. Viste como militar, se coloca insignias de las fuerzas armadas que nunca ha ganado, busca anular a todo aquel que no interprete las leyes ni la realidad como él. Cero empatía, expresa en los más burdos e inoportunos chistes. Este es el perfil reciente, constante y creciente de Jimmy Morales, un presidente del cual, un país entero se mofa y duda de su estabilidad mental.

Jimmy Morales se ha caracterizado por protagonizar frases, comentarios y actitudes excéntricas —negativamente excéntricas, quiero decir—. Marco Antonio Garavito, director de la Liga Guatemalteca de Higiene Mental, asegura que “existe una serie de elementos que nos da una pauta para pensar que hay un trastorno de la personalidad de quien está al mano de esta nación y que necesita ser evaluado y atendido”.

La Liga de Higiene Mental, lanzó una petición de evaluación psicológica y psiquiátrica para Morales. Esta fue lanzada sin ningún remitente en específico, pues según explica el Doctor Garavito “el encargado debería ser el Congreso de la República, pero no van a hacer nada, eso se tiene claro, esto sirve para responder a la serie de hechos preocupantes que se están dando y tipificamos los elementos que dan a pensar que Jimmy Morales necesita ser evaluado”. A saber:

Mitómano: Tendencia a mentir de forma patológica, fantasiosa.

Cinismo e hipocresía: falsear la realidad sin sentimiento de culpa, ni respeto ni consideración a los demás.

Desapego afectivo: desinterés por los otros sin la menor preocupación

Probable perfil alcohólico: Este tipo de tendencia, puede explicar su falta de conexión social responsable con la ciudadanía.

Para Garavito es evidente que la gente ya se ha dado cuenta de que algo anda mal con Jimmy: “hemos partido del concepto de lo que llamamos sabiduría popular, la gente sabe lo que ocurre; en el plano nuestro desde hace muchas semanas, se ven burlas, memes o incluso agresiones, respecto al actuar del presidente, tenemos que comprender esto desde una perspectiva más sana y serena, porque al final, la burla y los memes, a estas personas que dirigen (Jimmy Morales) se les resbala y no pasa nada”.

Los lapsus de Jimmy Morales

Existen muchos momentos a lo largo del periodo presidencial de Jimmy, donde ha demostrado que la realidad que todos vemos no es la misma para él. Estos son algunos de los lapsus más destacados y recientes de Morales:

“Aviones detenidos por camiones”

El 9 de septiembre, Jimmy Morales se jactó de que el Ejército de Guatemala es el “único” que es capaz de detener aviones de cocaína con camiones, “los senadores en Estados Unidos no me creen, pero cuando vean los informes me darán la razón”, afirmó Jimmy Morales. Estas declaraciones fueron tendencia en las redes sociales y motivo de decenas de memes y burlas, pero esto no es más que una alerta, sobre la posible mitomanía de la que padece Morales y a la que acude constantemente.

Ataques y mentiras ante la Asamblea General de la ONU

El 25 de septiembre, luego de casi un mes de la crisis que él mismo desencadenó al atacar a la CICIG, Jimmy intervino en Nueva York en la Asamblea General de naciones unidas, donde en medio de una actitud prepotente arremetió en contra de la CICIG y se quejó del propio secretario general de naciones unidas. Entre sus mentiras dijo: “la CICIG ha montado un sistema de terror en Guatemala, donde aquel que piensa diferente, lo persigue”.

El análisis de sus declaraciones aquel día realizado por Prensa Comunitaria:

https://prensacomunitaria.org/observatorio-de-lo-absurdo-las-mentiras-y-ataques-de-jimmy-morales-en-su-discurso-ante-la-onu1/”https://prensacomunitaria.org/observatorio-de-lo-absurdo-las-mentiras-y-ataques-de-jimmy-morales-en-su-discurso-ante-la-onu1/ )

Acusa a investigadores internacionales de poner bombas

La semana pasada, en la presentación de una casa modelo para los damnificados por el Volcán de Fuego, aseguró que no emitirán visas a los investigadores de CICIG, porque han estado sindicados de poner bombas en edificios del Estado en otros países, sin embargo, no existe un informe ni acusación formal que avale o sustente las declaraciones de Jimmy que parece realmente convencido con cada mentira que lanza en sus intervenciones.

El mal de Jimmy, característica de los malos gobernantes

El filósofo argentino Ernesto Laclau, quien se ha dedicado a estudiar el populismo, asegura que el fanatismo de los gobernantes es parte de su encerramiento ideológico o doctrina religiosa, esto caracterizado por rasgos psicóticos, que se encargan de alimentar los sueños de totalitarismo de quienes están en el poder.

En las “imperfectas” democracias como la guatemalteca, la historia de un gobernante que paulatinamente va perdiendo sus cabales en busca de su perpetuación en el poder y la opulencia, es historia vieja, con matices diferentes dependiendo del contexto histórico, claro está.

En marzo de 1920, el presidente Manuel Estrada Cabrera, fue declarado incapacitado mentalmente para gobernar, por un dictamen de 17 médicos, luego de que Estrada pasara más de 20 años en el poder sometiendo al pueblo a una tiranía que no es propia de alguien que goza de salud mental.

Para el Doctor Marco Antonio Garavito, de la Liga de Higiene Mental, las conductas de Jimmy Morales o de otros mandatarios de sociedades muy marcadas por dictaduras o por gobiernos autoritarios, se crea un culto de personalidad en torno a quien dirige, “se sienten infalibles, intocables”.

Garavito hizo énfasis en que mientras más tiempo pase un funcionario público en el poder, mayores la posibilidades de que desarrolle este tipo de conductas psicóticas: “en las pasadas elecciones hicimos un esfuerzo social para lograr que no haya reelección en alcaldías y diputaciones, porque en la medida en que alguien pasa en el uso del poder, sufre descomposiciones en su personalidad, eso está comprobado. La no reelección no es una cuestión sólo política, también es una discusión de carácter psicológico.”

Dr. Garavito: “En sociedades donde no hay mecanismos de control de parte de la población (la nuestra es campeona en eso) los gobernantes se vuelven una especie de mini-reyes, donde hacen y deshacen a diestra y siniestra, porque el Estado no es capaz de regular el poder”.

¿Un síndrome que ataca a los poderosos?

Según Garavito no podemos asegurar si Jimmy Morales padece de algún trastorno y dar fe exacta de cuál es, si no se le somete a los procedimientos médicos correspondientes. Garavito asegura que existe un síndrome común que irrumpe en las cabezas de muchos gobernantes.

En el 2008, el médico y político británico David Owen, escribió el libro “En el poder y la enfermedad”, donde describe el Síndrome de Hybris, el cual se lo adjudica a aquellos gobernantes que tienen acceso a tanto poder que llegan a desconocer límites. Llegan a tener un exceso de confianza en sí mismos, se bañan en arrogancia y soberbia y son capaces de invisibilizar aquello que no les conviene ver; sólo tienen voz y visión para aquello que consideren positivo para ellos mismos.

Características que pueden encajar con un Jimmy Morales que gradualmente se ha ido alejando del clamor popular, ha olvidado aquello que prometió y se encierra en una burbuja de conveniencias y acciones políticas que sólo lo benefician a él y a su círculo más cercano.

Este síndrome descrito por Owen no le quedaría grande a Morales, si se le llegaran a comprobar los indicadores correspondientes en un estudio psiquiátrico. Entre las características que engloba Hybris, se encuentra la mitomanía y el cinismo, acompañados de otras, como el narcisismo, o comportamientos absurdos y poco cuerdos en actos públicos.

Owen se encarga de desmenuzar cómo este síndrome de adicción al poder corrompió a líderes mundiales históricos. El doctor Garavito nos explicó que en Guatemala otra personalidad que durante mucho tiempo sostuvo este tipo de comportamientos fue la exvicepresidenta Roxana Baldetti,  condenada a 15 años de prisión recientemente.

¿Cuál es un buen remedio para este síndrome?

Para Owen, es fundamental que un gobernante nunca pierda la humildad, debe practicarla constantemente. Además, todo retorna al hecho de que los tiempos y plazos de una persona en puestos de poder deben de ser condicionados a una temporalidad reducida, en el caso de Guatemala, evitar las reelecciones.

De momento la petición de la Liga de Higiene Mental es un mensaje que no tiene un destinatario puntual, pero que según  Garavito, es un llamado que debería ser acatado por el presidente Jimmy Morales y no solamente por una cuestión política, sino por salud y cuidado personal. Sin embargo, las posibilidades de que acepte a someterse a estos procedimientos de forma voluntaria, a como se ha comportado hasta el momento, son nulas.

La teoría del populismo https://www.sciencedirect.com/science/article/pii/S0185161617300185

En el Poder y la Enfermedad: HYPERLINK “http://www.siruela.com/archivos/fragmentos/en_el_poder_y_la_enfermedad.pdf”http://www.siruela.com/archivos/fragmentos/En_el_poder_y_la_Enfermedad.pdf

Autoría y edición

Periodista y fotógrafo en Prensa Comunitaria

COMPARTE