Golpe para Mito Barrientos y para la impunidad en tiempos de crisis

COMPARTE

Créditos: exalcalde xela
Tiempo de lectura: 2 minutos
Fotografía: Stereo 100

Por: David Toro

Xelajú amaneció el martes 11 de septiembre con una noticia que los tomó por sorpresa, pero que tarde o temprano tenía que ocurrir. Jorge Rolando Barrientos Pellecer, también conocido como “Mito”, ex alcalde de Quetzaltenango fue detenido en la madrugada en su residencia. Junto a él, otros 15 ex integrantes del Consejo Municipal, fueron capturados por su presunta participación en una red que sustrajo más de 73 millones de quetzales, según informó la Fiscalía especial contra la corrupción y la impunidad (FECI).

Así operaba Mito Barrientos

Mito fue alcalde de Xelajú durante 12 años. Los sobornos bien estructurados le permitieron mantenerse en el poder, pues otorgaba obras a constructores que también financiaban sus campañas electorales. Más de 131 proyectos municipales tienen irregularidades, informaron los investigadores del caso, según una nota publicada por Soy502.[1]

Sin embargo, la investigación del Ministerio Público y de la CICIG por la cual Mito tendrá que rendir cuentas, sólo data del 2007 hasta el 2012. El dinero que fue absorbido por la estructura paralela del exalcalde superaría el monto de Q73 millones, pero si se toman en cuenta todas las obras con irregularidades, sumando las que comprenden desde el 2004 hasta el 2006, la suma de lo coludido supera los Q81 millones.

La estructura interna de la corporación municipal que fue detenida el 11 de septiembre, se beneficiaba quedándose con una coima del 10% de cada obra municipal mencionada.

Investigaciones dan frutos en medio de la crisis

A pesar de los tiempos complicados que vive la justicia y la lucha contra la impunidad en Guatemala, esta investigación del Ministerio Público en conjunto con la CICIG, es una muestra del trabajo que estos dos entes realizan para lograr la identificación y desarticulación de estructuras paralelas existentes dentro de entidades de Estado, en este caso, de la municipalidad de Xelajú.

Según el informe publicado por CICIG,[2] estos son los exfuncionarios y empresarios capturados el martes 11 de septiembre:

  • Jorge Rolando Barrientos Pellecer (exalcalde).
  • Rossana Schoenfeld Gramajo De Barrientos (familiar de Barrientos).
  • Maximiliano Ingemar De León Argueta (funcionario de municipalidad).
  • Carlos Daniel Illescas López (funcionario de municipalidad).
  • María Elisa López Ixtabalán (exgobernadora de Quetzaltenango).
  • Carlos Roberto Pereira Gálvez (funcionario de municipalidad).
  • Willy Rolando Vásquez De León (empresario).
  • Carmen María Barrientos Salguero (familiar de Barrientos).
  • René Arturo Morales Rosal (allegado de Barrientos).
  • Ana Gabriela Barrientos Salguero (familiar de Barrientos).
  • Julio César Saj Güinac (empresario).
  • Luis Alberto Menchú Maldonado (empresario).
  • Mario César Pacay García (funcionario de municipalidad).
  • Vivian Carolina Jacobs Rodríguez (allegada de Barrientos).
  • Celso Sarceño González (empresario).
  • Werner Gudiel Domínguez Sánchez (empresario).

Todos los detenidos están sindicados de los siguientes delitos, según el informe de CICIG: asociación ilícita, fraude, cohecho pasivo, cohecho activo, lavado de dinero, malversación de fondos y abuso de autoridad.

La CICIG opera en Xelajú desde el 2016

Además, la CICIG indicó que este tipo de investigaciones se ha podido realizar gracias a las operaciones que realizan desde la sede que instauraron con apoyo de los Estados Unidos en Quetzaltenango, desde octubre del 2016, siendo el caso de “Mito” Barrientos el segundo de gran escala que han logrado denunciar en el occidente del país.

[1] No era un “Mito”: https://www.soy502.com/articulo/red-mito-barrientos-habria-embolsado-q73-millones-100931

[2]  Informe caso Xelajú Cicig: https://www.cicig.org/casos/caso-corrupcion-en-quetzaltenango/#presentation

 

Autoría y edición

Descendencia kaqchikel y afrodescendiente. Infancia en la cuna de una organización revolucionaria. Crecida dentro de la revolución cubana.

COMPARTE