Desde las montañas de Saq’ Ah’ en una noche húmeda después de la tempestad

COMPARTE

Créditos: nota tik
Tiempo de lectura: < 1 minuto

Por Tik Laz

El las montaña de las tierras altas del norte de Huehuetenango, un b’alam pega grandes saltos, su corazón se regocija pues sus ojos de sol presencian lo que un día el Gran Xilam Balam mencionó en uno de sus sagrados escritos.

Las manos y los pies de los que danzan serían desatados, y los que cantan, liberados.

El b’alam danza empapado de alegría junto al mono y los chichimites. En el grupo hay varios hombres extraños de barba abundante, pero el b’alam no le pone atención a eso.

Entre risas, saltos y palabras antiguas llega un mensaje de tierras lejanas, al b’alam lo quieren en un grupo de mensajeros de los pueblos.

El b’alam consulta a sus mayores y a sus sabios, y ellos aprueban el viaje. Un viaje a lo desconocido, a otro mundo, pero el b’alam dispuesto está a aprender para y ayudar a su pueblo.

Autoría y edición

COMPARTE