Créditos: hidro

Texto y fotografías: Nelton Rivera

A través de un amparo, la municipalidad de Santa Eulalia solicitó al Organismo Judicial (OJ), que la licencia hidroeléctrica otorgada por el Ministerio de Medio Ambiente y Recursos Naturales (MARN), denominado proyecto Hidroeléctrica San Luis se suspenda, porque el pueblo maya Q´anjob´al no fue consultado sobre la construcción de este proyecto.

La autonomía municipal fue violentada también, el MARN aprobó el Estudio de Impacto Ambiental (EIA) sin la participación de la municipalidad, además no hay un solo documento que haga constar que la empresa Cinco M, Sociedad Anónima haya realizado esta gestión ante esta institución. La actual corporación municipal no tiene registros de los trámites para la construcción de una central hidroeléctrica sobre el río Ibal, así lo argumentó el alcalde Diego Pedro Domingo.

La municipalidad solicitó que ante la violación del derecho de consulta del pueblo y de la autonomía municipal, la licencia otorgada por el MARN para la central hidroeléctrica San Luis se suspenda y se cancele de inmediato.

La vista pública del 9 de agosto

El 9 de agosto de 2018 durante una vista pública, tres magistrados y una magistrada escucharon al alcalde municipal, Diego Pedro Domingo Domingo, por ser quien demanda al MARN.  Diego Domingo en enero de este año, planteó la Acción Constitucional de Amparo en contra de este ministerio por aprobar de forma irregular  las licencias de la empresa Cinco M S.A.

Luego los magistrados le dieron la palabra al Ministerio Público (MP), quienes  señalaron que la empresa Cinco M, violó el derecho del pueblo Q´anjob´al de ser consultado previamente. La fiscal Etel Judith Rodas afirmó que la empresa no cumplió con lo que la ley ordena, no consultó de manera previa, libre e informada sobre la construcción de la central hidroeléctrica.

La Fiscal explicó que el MARN además ordenó la publicación de un edicto en un medio escrito, pero que esa publicación no puede compararse con lo que la ley ordena realizar, no puede suplirse una Consulta Comunitaria con una simple publicación. Además solicitó a los magistrados que otorguen el amparo y que las licencias de la empresa Cinco M sean suspendidas.

La oposición de la hidroeléctrica

En la vista pública se hizo presente como tercer interesado Marlon Joaquín Higüeros López, administrador único y representante legal de la entidad Cinco M SA, pero no tuvo ninguna intervención. Quien sí hizo uso de la palabra fue la abogada Mariana del Carmen Mesa Rodas, quien solicitó en nombre de la empresa que se rechazara el amparo solicitado por la municipalidad de Santa Eulalia.

Para la vista pública también fueron citados el Ministerio y la Procuraduría de los Derechos Humanos (PDH), el director de Gestión Ambiental del MARN no se presentó, sin embargo envió con anterioridad un memorial para evacuar la audiencia, lo mismo hizo el Procurador de los Derechos Humanos.

La abogada Sonia Marina Gutiérrez Raguay en representación del Bufete de Abogados Mayas de Guatemala y tercera interesada en este amparo, argumentó que la empresa Cinco M no puede alegar que haya realizado una consulta al pueblo Q´anjob´al, ya que no solo incumplió con la ley, sino que también realizó una supuesta encuesta a las comunidades afectadas por el proyecto.

Gutiérrez explicó que en el expediente presentado por la hidroeléctrica al Ministerio, hay documentos que hacen referencia de 15 personas que fueron encuestadas, estas pertenecen a tres aldeas del municipio de Barillas y no de Santa Eulalia.El listado de 15 personas de otro municipio fue presentado como consulta a los pueblos.

Para la abogada, los magistrados deben otorgar el amparo al alcalde municipal de Santa Eulalia y ordenar que la empresa Cinco M, suspenda cualquier trabajo en la Finca San Luis, además se deben de cancelar las licencias recibidas por el MARN.

El proyecto que llevó conflictividad al territorio

La empresa Cinco M S.A., se instaló en el municipio de Santa Eulalia en el norte de Huehuetenango, y contra la oposición mayoritaria de la población quiere construir una central hidroeléctrica de 12MW, llamada proyecto “Hidroeléctrica San Luis”.

Para hacerla funcionar utilizarían el cauce del río Ibal y la producción de energía se exportaría para el mercado internacional, no para el consumo local, pero la empresa no realizó ningún trámite con la municipalidad y no hizo la consulta previa, libre e informada al pueblo Q’anjob’al.

En Jolom Konob’ nombre Q’anjob’al del municipio, la población es mayoritariamente maya Q’anjob’al, aproximadamente son unas 45 mil personas, según el último censo de población del año 2002, sin embargo este pueblo se extiende como nación a los municipios de Barillas, San Mateo Ixtatán, San Pedro Soloma, San Juan Ixcoy, San Miguel Acatán, San Sebastián Coatán, San Rafael La Independencia  y el sur de Chiapas en México.

Las autoridades ancestrales a través del Gobierno Ancestral Plurinacional demandaron al Estado de Guatemala, la cancelación de todos los proyectos hidroeléctricos que se otorgaron para el territorio norte de Huehuetenango. Esta demanda y la protección de los ríos tuvo como consecuencia la persecución penal de  autoridades comunitarias y ancestrales y también que más de 20 autoridades sufrieran del 2012 al 2017 prisión política en distintos momentos.

 

 

 

 

 

Autoría y edición

Director de Investigación en | Web

Historiador y foto periodista, fundador de Prensa Comunitaria y miembro del equipo de investigación Green Blood y Colibrí Zurdo. Columnista en desInformémonos México #Periodismo #PrensaComunitaria #Investigación

COMPARTE