Canción a los colores del güipil

COMPARTE

Créditos: güipiles
Tiempo de lectura: 2 minutos
Fotografía: Jerson Xitumul

Por: Jerson Antonio Xitumul Morales

 

Esas notas sonoras que expulsan tus labios,

adornan sutilmente las teclas morenas del hormigón.

 

Hormigón que crece coqueteando en las laderas de tus cerros,

alejado del bullicio de este mundo inhumano que ha talado tu verde vestir.

 

La belleza de tu encanto está plasmado en el color de piel de tus hijas que bailan al son,

sabiendo que tu aroma de Pom y cansancio,

lo portan mis abuelos que alegres vivieron y tristes se marcharon.

 

Dentro de ser y vestir esta mi autodeterminación, mi cultura, mi pueblo.

Con un grito de indio digo:

“!Guatemala! ¿dónde has dejado a tus pueblos originarios, paridos por ti, mujer?”

 

Tu sangre indígena es el arcoíris de la eterna primavera

y tus tejidos son el aposento de las quienes vienen a parir a este mundo

lleno de avaricia y poder.

 

Tu belleza se ha vendido por supuestos próceres de la patria.

Nuestro tesoro muere, y nuestra cultura se sepulta con aplausos

en eventos racistas que solo te usan.

 

Expreso mi descontento por cómo te han labrado y los pensamientos que te han sembrado.

Tu dolor es mi sentir y tus lágrimas que brotan de tus cerros descienden por nuestras mejillas.

 

Esta vida dejará de existir cuando las aguas que bañan tu cuerpo terrestre desaparezcan,

Y así se irá la esperanza e ilusión de los que respiran con el sueño de vivir.

 

 

 

Autoría y edición

Descendencia kaqchikel y afrodescendiente. Infancia en la cuna de una organización revolucionaria. Crecida dentro de la revolución cubana.

COMPARTE