Autoridades ancestrales de Chisec, denuncian a empresas de palma africana por violaciones a los derechos humanos

COMPARTE

Créditos: editchisec

Por: Rony Morales

Las autoridades indígenas de las comunidades de Chisec, Alta Verapaz, presentaron una denuncia ante la Procuraduría de Derechos Humanos (PDH)  por acciones de criminalización, intimidación, y amenazas que realizan las empresas de palma africana: Industrias Chiquibul S.A., Tecniservicios agroindustriales S.A. y Palmas del Ixcán.

La contaminación de los ríos Chiribiscal, Quimala, San Román y Río Negro, que a través de sus quíneles con desechos de la palma, ocasionan serios daños al agua, mortandad de peces y enfermedades de la piel, aumentando la pestilencia de los desechos y provocando el aumento de moscas.

En esta ocasión las comunidades manifiestan que continuamente elementos de la Policía Nacional Civil (PNC), la División de Protección a la Naturaleza (DIPRONA-PNC) y trabajadores de la empresa llegan a intimidar a las comunidades; “bajo constantes amenazas de muerte hacia nuestros hermanos y hermanas, nosotros los comunitarios realizamos nuestro trabajo, nuestra agricultura y cuidamos de la vida, el territorio y nuestro ser”, señaló uno de los comunitarios.

A estas  comunidades les preocupa el desinterés del Ministerio Público (MP) al no realizar su trabajo con transparencia como ente investigador, es por esta razón que las autoridades ancestrales denuncia a la fiscalía del (MP) de Chisec, la corrupción en diferentes procesos, además las denuncias que presentan las comunidades no avanzan, como por ejemplo “violación sexual, desalojos, criminalización, intimidaciones, contaminación de las empresa y otros delitos que no avanzan, mientras se refleja que los casos q las empresas si avanzan sin fundamentos sin tener  medios de prueba”.

La desintegración y destrucción de las formas de organización ancestral, así como extinción de comunidades se puede observar en estos ejemplos:

El caso de la comunidad el Arroyo Santa María en Sayaxché, Petén, es un ejemplo, donde en febrero de 2013 la contaminación de los ríos por el uso de agrotóxicos y químicos utilizados en el cultivo y procesamiento de la palma ha generado entre otros, daños de muerte masiva de peces.

En el río el Jute, municipio de Chisec, Alta Verapaz en marzo 2014, hubo una acelerada pérdida de las fuentes de abastecimiento de agua para consumo humano y graves daños al Patrimonio Natural, es paradigmático el caso de las Cuevas de Candelaria en Raxruhá.

Desvío de los ríos y construcción de quineles: el cultivo de palma utiliza de forma permanente agua, de esa cuenta se desvían nuestros ríos hacia las haciendas, lo que ocasiona en verano quedarnos sin agua y en invierno sufrimos inundaciones. Hemos denunciado los hechos al Ministerio Público y este no actúa.[1]

Del 2017 a 2018 se tienen 28 órdenes de captura en las comunidades de Chisec. Por lo que piden que se investigue a la fiscalía distrital de Chisec y las empresas de palma africana que están funcionando sin licencia la extractora de industrias de Chiquibul. Exigen las autoridades indígenas que la fiscal general: actue ante las ilegalidades que realiza la fiscalía de Chisec.

[1] http://www.congcoop.org.gt/noticias/418-palma-africana-monocultivo-que-dana-nuestro-ambiente-soberania-y-seguridad-alimentaria.html

Autoría y edición

COMPARTE