Se hizo justicia a una niña víctima de femicidio en Sayaxché, Petén

COMPARTE

Créditos: niña petén3

Fotografías e imágenes: El Paisano Petenero

A casi un año del femicidio contra la pequeña  Katerin Mishell Flores Vásquez, su padrastro Ronaldo Núñez Borja, fue sentenciado a 58 años de cárcel.

En el Tribunal de Sentencia Penal de Delitos de Femicidio y Violencia Contra la Mujer, ubicado en Santa Elena, Flores, se hizo justicia al declarar como responsable a Ronaldo Núñez Borjas, de la muerte de su propia hijastra de apenas 6 años, hace once meses en una comunidad de Sayaxché.

La crónica negra que muchos esperaban que fuese ejemplo para aplicar la ley, empezó el 8 de agosto cuando Núñez Borja, en una finca alejada del área poblada del caserío Semuy, jurisdicción de Sayaxché, avisó vía telefónica a la familia de su conviviente que su hijastra había muerto por causas naturales.

Isabel Vásquez, abuela de la menor, que durante cinco años la cuidó en su residencia en el caserío Bolivia El Colorado, quedó consternada porque sabía que la menor no padecía de ninguna enfermedad.

“Tenía seis meses de habérsela llevado. Yo no quería, pero él aseguró que le daría una buena vida a su hijastra. Nunca imaginé que solo se la llevó para hacerla sufrir hasta causarle la muerte con las torturas que le hizo” indicó la abuela.

La sepultaron en el caserío Bolivia El Colorado, a unos 10km de donde supuestamente murió por enfermedad la menor.

Madre de la víctima rompe silencio

Pasaron dos meses para que Arely Flores, luego de separarse de Núñez, rompiera el silencio y le contara a su mamá (Isabel Vásquez) que la menor no murió tal como había dicho su  pareja. Lo que ella relató a la familia, parecían escenas de una película de terror, pero fueron los angustiosos días de golpes y torturas que su niña sufrió y que ella, por estar amenazada no pudo hacer nada para evitar el sufrimiento de su hija.

El 14 de octubre de año pasado, cerca de la estación policial de Sayaxché, el señalado fue detenido y puesto a disposición de la ley.

 

El miércoles 25 de octubre del 2017, justamente, el mismo día en que la menor cumpliera 6 años, su madre declaró contra el responsable de la brutal muerte de la inofensiva Katerin Mishell. Luego de esto, el cuerpo de la pequeña fue exhumada para formalizar los indicios de criminalidad contra su padrastro.

Desde ese día, se inició el proceso con audiencias, allanamientos y exhumaciones para plantear la acusación formal contra Núñez.

La organización Mujeres de Petén Ixqik, que acompañó a la madre de la víctima durante el proceso judicial, en la tarde de este 19 de julio, luego de saberse de los 58 años de cárcel para el culpable, calificó la sentencia como un hecho importante, en materia de justicia hacia las mujeres peteneras.

Fuente: www.ElPaisanoPetenero.com

Autoría y edición

Periodista comunitario en la región del Petén

COMPARTE